El vicepresidente de la Junta y consejero de Administración Local y Relaciones Institucionales, ha anunciado que su departamento está trabajando en un decreto ley que tiene como objetivo garantizar los suministros vitales de agua y energía eléctrica, lo que convertirá a la comunidad autónoma en "libre de desahucios energéticos".

Un nuevo "contrato social"
Esta propuesta consiste en apoyar un "nuevo contrato social" que garantice a los ciudadanos andaluces en riesgo de exclusión social los suministros mínimos vitales de agua y luz. Se prevé que todos los andaluces con ingresos por debajo del Ingreso Mínimo de Solidaridad dispongan gratis de al menos 3.000 litros de agua potable al mes y 1.400 kilowatios de electricidad al año. En el periodo de 1 de enero de 2011 al 31 de diciembre de 2012 se han ejecutado un total de 510.864 cortes de luz en hogares andaluces, según datos de los distribuidores de energía eléctrica.

Respaldo a lo público
Estas medidas forman parte de algunas de las actuaciones que ha desglosado Valderas en el Fórum Europa para salir "adelante de la crisis", respaldando lo público y venciendo los argumentos de quienes defienden que "no se puede hacer otra cosa". En este sentido, ha reiterado que "otra forma de gobernar es posible" como viene demostrando la acción del Gobierno andaluz, plasmada en medidas dirigidas a respaldar a la ciudadanía y, en especial, a los más débiles.

Conferencia en Fórum "Nueva Economía"
Se trata de dar "respuestas sin precedentes a una situación sin precedentes", ha defendido en el Fórum celebrado en Sevilla por Nueva Economía, y en el que ha pronunciado la conferencia titulada 'Desde el Sur'.

No privatizar servicios
Estas afirmaciones vienen respaldadas por la distribución del presupuesto andaluz para el próximo año, que dirige el 82% de los recursos disponibles a gasto social, a pesar de que la comunidad andaluza contará con 1.200 millones de euros menos por parte del Gobierno de la nación. Ha reiterado el compromiso de no privatizar servicios y mantener un modelo público de educación, sanidad y unos servicios sociales que "debe atender la Junta ante la huida del Estado en materia de financiación". "Defender lo público es fortalecer la democracia", ha añadido.

"Leyes nuevas y justas"
Ha abogado una vez más por llevar a cabo una hoja de ruta que impulse actuaciones que ayuden a formar una "ciudadanía total, activa y consciente", como postulan "leyes nuevas y justas" como las de Transparencia, Participación Ciudadana, Memoria Democrática, Función Social de la Vivienda, contra los Abusos en materia de Productos Hipotecarios, de Movilidad, contra el Fraude Fiscal y Fiscalidad Progresiva y la Ley Integral de Agricultura.

"Bloque social y político fortalecido"
Por ello, considera prioritario un "bloque social y político fortalecido" y generar una nueva confianza que, sobre la base del Estatuto de Autonomía, permita seguir avanzando en igualdad, solidaridad y en los contenidos de la democracia participativa. En este orden de cosas, Valderas ha reclamado un proyecto de Estado federal, republicano, plurinacional, cooperativo y solidario "para hacer entre todos juntos todo aquello que merezca la pena".

Expresión ciudadana
Ha destacado que para lograr el éxito de los cambios es "esencial el triunfo de la expresión ciudadana", en la que debe predominar una "nueva ética basada en la tolerancia cero con la corrupción". En este orden de cosas, ha puntualizado que "debemos ser capaces de explicar que la ética es un buen negocio, que reparte dividendos de honestidad".

Dinero para salvar bancos privados
En otro momento de su intervención, ha tildado de "paradoja" que quienes defienden que "hay que astillar el Estado y acabar con la protección social que brinda lo público hayan sido los primeros en pedir dinero público a los gobiernos para salvar bancos privados". Ha defendido la necesidad de dirigir los esfuerzos hacia una economía social y explorar vías que permitan incentivar sectores productivos que desde su responsabilidad social corporativa apuestan por estar y producir en Andalucía.

El futuro "Banco andaluz"
También ha abordado el futuro Instituto de Crédito Andaluz del que ha indicado que las conclusiones del grupo de trabajo deben ayudar a crear una "estructura sencilla y eficaz", que facilite financiación a quien lo necesita desde la intervención pública en el mercado de crédito. Asimismo, en el marco de una economía ética, ha defendido el Banco de Tierras para que ninguna de las propiedades agrícolas y forestales de la Junta "esté ociosa". En esta línea, ha reclamado al Estado todas las propiedades rústicas de su titularidad para incorporarlas al banco.

Un modelo genuino de desarrollo propio
Ha explicado que estas medidas, a su juicio, deben inspirarse en la regeneración política e institucional, la revolución moral y un nuevo modelo de desarrollo económico. A modo de conclusión, ha finalizado su conferencia indicando que desde Andalucía "estamos intentando concentrar nuestra visión solidaria de pueblo con un modelo genuino de desarrollo propio, de seguridad plena y asentado en nuestras convicciones democráticas, en nuestra visión de la justicia social y válido para los andaluces de toda condición".