Leequid

El hombre llega a Marte (en forma de simulación)

0
Mié, 31 Ago 2016

En 1969 el hombre llegó a la Luna. Desde entonces, y ya ha pasado casi medio siglo, las logros de la NASA han estado muy por debajo de aquella hazaña y parece que la llegada a Marte está muy lejana. En palabras de Josh Lyman en The West Wing, es como si Colón, tras llegar a América, hubiera propuesto un viaje a Mallorca.

Simulación a Marte

Es algo de lo que son conscientes en la agencia espacial norteamericana. Y parecen dispuestos a sumir el reto de conquistar Marte, aunque sea despacio y con proyectos que tienen un punto peculiar. El último de ellos concluyó ayer. Se trata de la misión Hawaii Space Exploration Analog & Simulation (Hi-Seas).

Un año aislados

Durante una año entero, seis especialistas de distintos campos de la NASA han vivido en condiciones simuladas, tal y como tendrían que comportarse sobre la superficie del planeta rojo. Para ambientarles de la manera más fiel posible, eligieron la montaña Mauna Loa, en Hawaii. Un paisaje desértico, de roca rica en hierro, con nula vegetación y condiciones de calor extremas.

Durante esta simulación, los seis científicos han tenido de ajustarse al comportamiento real, más o menos, que deberían llevar si estuvieran en una base marciana. Cada salida del módulo en el que han convivido estos doce meses, debía hacerse con un traje autónomo presurizado. Además, tuvieron que llevar a cabo experimentos de autoabastecimiento y contaron con limitadas reservas de víveres.

Prueba psicológica

La NASA, además de poner a prueba sus sistemas de colonización para sobrevivir en Marte, pretendía, sobre todo, estudiar el comportamiento de un grupo de personas en el más absoluto aislamiento. Incluso se limitaron las comunicaciones con familiares y amigos durante este año y para hacer la simulación más real, estas conversaciones se hacían con un retardo de veinte minutos, tal y como serían si los mensajes hubieran tenido que recorren los más de 55 millones de kilómetros que separan los dos planetas.

A la salida del año de aislamiento, Ciprien Verseux, uno de los miembros del equipo, aseguró que los miembros del equipo estaban como locos por tomar el sol, comer productos frescos y darse una zambullida en el mar. Incluso Barack Obama les felicitó mediante un mensaje en Twitter en el que también le decía que disfrutaran de Hawaii y de su tradicional granizado.