Política
Albert Rivera y la gaviota - Twitter
El líder de Ciudadanos, Albert Rivera
|
Fuente
:
Twitter
Hacemos memoria

Los seis sapos que se ha tenido que tragar Ciudadanos para negociar con el PP

Primero dijo que no facilitarían un gobierno de Rajoy, luego que solo se abstendría, ahora negocian un 'sí' y están matizando sus propias condiciones

4
Jue, 25 Ago 2016

PP y Ciudadanos ya están sentados en la mesa para negociar las condiciones de su particular matrimonio. Pero en esta relación, parece que hay una parte que da más que la otra. Mientras la formación de Mariano Rajoy no ha dado su brazo a torcer ni ha cambiado de postura en ningún momento tras el 20D, Albert Rivera se ha ido tragando un sapo tras otro, lo que nos ha dejado una ristra de contradicciones reflejadas en la hemeroteca que retratan al líder naranja y a todo su partido.


1Rivera anuncia que no facilitará un Gobierno de PP

El pasado junio Albert Rivera afirmaba por activa y por pasiva que no facilitaría un Gobierno del PP. Uno de los asistentes al acto le pregunta si Ciudadanos descarta abstenerse en la investidura, y la respuesta del líder naranja es contundente: “Sí, nosotros no queremos que Rajoy gobierne. Más claro no lo puedo decir”.

2Rivera no quiere a Rajoy como candidato

Recientemente, Rivera ha asegurado que él nunca había vetado a Rajoy, pero lo cierto es que no siempre fue así. El pasado junio Albert Rivera mantuvo un cara a cara con Pablo Iglesias en el programa Salvados. Jordi Évole le preguntó: “¿Solo pactaríais con el PP si saltase Mariano Rajoy?”. A lo que respondió: “No solo eso, tiene que haber nuevo equipo".

A pesar de mostrarse tan tajante, Rivera volvió a ser preguntado para esclarecer aún más su postura en cuanto al presidente en funciones se refiere. En el programa El Hormiguero Pablo Motos le volvió a preguntar y la postura era la misma.

3Rivera anuncia que se abstendrá

Con todo y con eso, finalmente Albert Rivera cedió y anunció públicamente que facilitarían un gobierno de Rajoy. En una primera ronda de investidura votarían que no y se abstendrían en la segunda vuelta. Se ve que Rivera cambió levemente de opinión.

4Del ‘no’ al ‘sí’ pasando por la abstención

Primero era no. Luego abstención. Ahora es sí. Rivera compareció ante los medios para anunciar que existía una oportunidad para que su abstención se transformara en un acuerdo de investidura con voto positivo. De esta manera, Albert Rivera informaba de las seis condiciones de regeneración democrática que el PP tendría que suscribirr para sentarse a negociar. Si los populares firmaban ese documento y fijaban fecha para el debate de investidura, habría negociación.

5Rajoy sortea a Rivera

Al día siguiente del anuncio de este Pacto Anticorrupción se reunieron los líderes de Ciudadanos y PP. Tras su encuentro, tanto Rivera como Rajoy anunciaron que la formación popular tenía que decidir si suscribir -o no- el documento y el presidente en funciones convocó a su Comité Ejecutivo Nacional para someterlo a votación interna.

Sin embargo, Rajoy, ni corto ni perezoso, compareció tras la reunión con la cúpula del PP para comunicar que ninguna de las condiciones de ese Pacto Anticorrupción se habían tratado.

El propio vicesecretario general de Ciudadanos reaccionó ante estas palabras en una rueda de prensa posterior afirmando que “esperábamos tener esta comparecencia para reaccionar al posicionamiento de la Ejecutiva del PP sobre si aceptaba o no aceptaba” las exigencias. Sin embargo, y a pesar de que Rajoy había burlado a C’s y se había reído de todos los españoles, los naranjas se bajaron los pantalones y mantuvieron su acuerdo. A pesar de que tampoco había fijado la fecha, una condición previa.

6Las condiciones que no se podían matizar. O sí.

Albert Rivera anunció que le había pedido dos cosas a Rajoy para sentarse a negociar: firmar las seis condiciones y fijar la fecha de investidura.

El 17 de agosto Cristina Pardo ponía frente al espejo a Fernando de Páramo, secretario de Comunicación de Ciudadanos, y éste aseguraba que no cabían matices, que no se podía cambiar ni una coma.

Sin embargo, tal y como os contamos desde ELPLURAL.COM, parece que sí que se han introducido matices. Concretamente en cuanto a imputados se refiere, ya que se ha acotado el punto número uno de su acuerdo a apartar de los cargos públicos a los investigados por “enriquecimiento personal” o “financiación ilegal”.

 

Adrián Lardiez es redactor de El Plural