Política

"España es el segundo país en número de desaparecidos después de Camboya"

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica denuncia "la doble vara de medir" del Gobierno respecto a las víctimas

937
Dom, 30 Ago 2015

Trabajos de exhumación en El Álamo Trabajos de exhumación en El Álamo



La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica ha denuncia que el Gobierno incumple sus deberes en materia de derechos humanos, con motivo de la conmemoración del Día Internacional de los Desaparecidos, este 30 de agosto. La asociación recuerda que España es "el segundo país del mundo en número de desapariciones después de Camboya, con 114.226 hombres y mujeres que permanecen en fosas comunes, algunas con más de mil personas dentro, sin haber sido identificados y enterrados dignamente por sus familias".

"El Estado español ha ratificado todas las resoluciones y convenciones sobre la desaparición forzada que se han planteado en la Asamblea de la ONU, así como las convenciones dirigidas a la erradicación de los desaparecidos. En la transición existieron comisiones en el Congreso y en el Senado sobre los desaparecidos españoles en Chile y Argentina, pero las víctimas de la dictadura siguen a la espera de un Gobierno que se comprometa sin excepciones con los derechos humanos", afirma la asociación en un comunicado.

La organización denuncia que "durante la transición se quiso barrer bajo la alfombra de la historia" y recuerda que fue en el año 2000 cuando "comenzó a desvelarse en toda su extensión cuando la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) llevó a cabo la primera exhumación científica de una fosa de víctimas de la represión franquista en la localidad leonesa de Priaranza del Bierzo".

"Desde el año 2000 se han llevado a cabo cerca de 300 exhumaciones de fosas, en las que se han recuperado 6.200 cuerpos. Esa labor se ha llevado a cabo, en el caso de la ARMH, gracias al esfuerzo y los recursos de más de 700 voluntarios, de veinte nacionalidades, que en estos quince años han sentido la responsabilidad de ayudar a las familias de la represión franquista", añade el comunicado.

La asociación subraya que "las víctimas de la dictadura del general Franco viven además un maltrato humillante por parte del Estado que mantiene calles y monumentos enalteciendo a responsables de la represión de la dictadura, que renuevan títulos nobiliarios concedidos por el dictador a criminales de guerra (Mola, Queipo de Llano,...) y que obliga a las víctimas a pagar con sus impuestos la tumba mausoleo del dictador".

"La ARMH ha visto recientemente cómo la Fiscalía General del Estado no veía causa por la que investigar en las pruebas presentadas sobre delitos de apología, enaltecimiento y negacionismo de las violaciones de derechos humanos de la dictadura. El mismo Estado que rechaza cualquier investigación para dilucidar la desaparición de 114.226 civiles y que no protege a las víctimas, actúa en otros casos de oficio. Esa doble vara de medir no puede formar parte de un gobierno democrático que debe atender a las víctimas de graves delitos sin excepciones", concluye el comunicado de la ARMH.