Una mujer que acude a votar se hace una fotografia con el obispo de Bilbao, Mario Iceta, que preside una mesa de un colegio electoral en Bilbao en las elecciones europeas del 25 de mayo. EFE



Para estupor de muchos fieles y no pocos sacerdotes, la Diócesis de Bilbao que preside el obispo Mario Iceta ha pedido a sus feligreses que se abstengan de dar limosna a los pobres en la entrada de las iglesias. Parece que algún “mal comportamiento”, según han destacado en una nota hecha pública en el blog de la Unidad Pastoral Autónoma Indautxu, que corresponde a una zona elegante de la ciudad,  ha llevado a adoptar esta medida. Para un amplio colectivo de curas y feligreses, apegados a la realidad y de zonas más de batalla “este es un ejemplo de las prioridades de nuestro obispo”, según han comentado a ELPLURAL.COM.

La decisión viene dada por criterios del tipo de que la limosna fomenta la mendicidad y crea personas dependientes.  Lo justifican también en base a algunos problemas surgidos recientemente: “Estos días estamos llegando al límite del mal comportamiento de algunas de las personas que piden en las puertas de nuestras iglesias”, explica la nota pastoral.

Una zona bien
Curiosamente estos malos comportamientos se han denunciado en las parroquias del entorno de la Unidad Pastoral de Autonomía-Indautxu una zona céntrica de la ciudad de la burguesía bilbaína tradicional, en la que se ubican establecimientos de alto estanding como por ejemplo, el prestigioso hotel Ercilla.

“Robos y mal comportamiento”
Añaden: “El domingo pasado se tuvo que suspender la misa de las 9 en el Carmen por la presencia desagradable de un señor hablando, gritando en voz alta en mitad de la misa. Han violentado el cepillo de la Capilla de la Adoración. Se han sustraído varios bolsos a personas que se acercan a la Iglesia. Han robado alguna de las cuestaciones de las campañas de Navidad. Se extorsiona a quienes quieren entrar o salir de la Iglesia, sobre todo, a personas mayores, etc.”

A Cáritas
“Volvemos a insistir y pedir a todos que: nuestra aportación económica la ofrezcamos a Instituciones, entre nosotros Cáritas, que repartirán el dinero y acompañarán a los que quieran salir de esta situación deplorable” continúan.

“Por favor: No demos limosna”
Y concluyen: “No podemos estar fomentando la mendicidad a personas, la mayoría todavía jóvenes, que no quieren salir de su situación. Por favor: no demos limosna a los que están en las puertas de nuestras iglesias”.

Los pobres molestan
Estas afirmaciones han provocado asombro e indignación entre sectores cristianos vizcaínos. “Parece que en estos tiempos los pobres molestan… a algunos”, apuntaba a ELPLURAL.COM un cura vasco con sorna. Y añadía: “Ese es un ejemplo de las prioridades de nuestro obispo, lo que Caritas siembra con una mano él lo desparrama con la otra”.

En las parroquias ricas no se ven
“Lo cierto es que a los  que piden se les ve poco en las puertas del Corte Inglés, en las puertas de los bancos y de las discotecas…En las parroquias  ricas por lo general tampoco les vemos. Por algo será”, decía. “Esto se resume en ¿cómo hay que ayudar: Limosna o justicia?”

Hablar con ellos
El debate ha saltado también a las redes sociales. Estos son algunos de los mensajes que se pueden leer en Internet: “¿Y los sacerdotes, en lugar de decir estas cosas, no harían mejor hablando en profundidad con los pobres y tratar de solucionar (a través de Cáritas si lo prefieren) los problemas que los afectan?”

Lo bueno de ser pobre
Otra opinión: “…En España hoy todos somos pobres , unos de dinero ,otros de dignidad y principios , otros de solidaridad y amor a los demás , y otros de vergüenza ,los únicos que España hoy día tienen algo son los que al menos tenemos vergüenza ya, de ser tan pobres ,y como decía un amigo mío :solamente el pobre pasa sin miedo delante del ladrón .¿ves cómo algo bueno tenía que tener ser pobre ?”

Difícil lo tienes, Francisco
“La noticia en si es una barbaridad. Hay que penalizar al pobre por ser pobre”, añade otro internauta. Y una reflexión contundente: “Un Papa con ideas nuevas que chocan con estos curas retrógrados. Difícil lo tienes Francisco I. Veremos lo que duras”.