El seleccionador español de fútbol Vicente del Bosque, el juez Baltasar Garzón, o el director de ELPLURAL.COM han sido algunas de las personalidades que este jueves han acudido a la presentación del libro ¿Qué podemos hacer? Los hechos del misionero Ángel Olaran en el norte de Etiopía.

El libro
La obra, cuya recaudación íntegra se destinará a la misión de Olaran en la zona de Wukro, ha sido escrita por Josep María Jauma y cuenta la realidad del lugar donde el español desarrolla su labor humanitaria.

“Un santo en vida”
“Le he calificado alguna vez como uno de los pocos héroes modernos anónimos que tienen en vida la categoría de santo. Por su figura menuda parece un hombre frágil pero concentra la energía en todos y cada uno de los proyectos que hace”, ha declarado Baltasar Garzón.

Vida y obra
Nacido en Hernani hace 75 años, Ángel Olaran ha convertido una zona yerma en que se hacinaban los refugiados, en una ciudad viva de 35.000 habitantes, con estructuras de apoyo social, colegios, hospitales y nuevas técnicas agrícolas de formación, cultivo y aprovechamiento. Un misionero que, tal y como ha descrito el juez Baltasar Garzón, “tiene esperanza en que las cosas cambien en la Iglesia católica a raíz de la llegada del Papa Francisco”.

Menospreciado por la jerarquía
“Con la llegada del Papa Francisco, la opinión que el padre Ángel tenía hace unos años (de la jerarquía católica) ha cambiado bastante. Antes parecía alguien como que la Iglesia expulsaba -como a los miembros de la teología de la liberación-. Ahora percibe que hay algún cambio”, ha explicado Garzón.



El libro
Escrito por Josep M. Jaumà, con fotografías de Joan Tomás, prólogo de Arcadi Oliveres y editado por el Centre d’Iniciatives Solidàries que preside Àngel Pujol Gorné, ¿Qué podemos hacer? ofrece un amplio panorama sobre la imagen y realidad de África, enmarcado en la historia antigua y moderna de Etiopía, y centrado principalmente en la misión de Wukro.

El milagro del padre Olaran
Cabe recordar que la región del Tigré fue siempre un punto comercial de Occidente y Oriente, origen de la actual Etiopía y también de la lengua eritrea. La localidad de Wukro se localiza a 40 kilómetros de Mekele, capital de la región. Se trata de un asentamiento que surgió alrededor del campamento militar donde se refugiaban los campesinos, sobre todo mujeres. Actualmente cuenta con 35.000 habitantes. Sus casas son pequeñas, hechas de latón y con fachadas de piedra, con una sola habitación y un patio común con letrina.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=s2gvy1sZZzg[/youtube]

Abba Melaku
En esta localidad surgió en 1991 la misión del padre Ángel Olaran a quien llaman Abba Melaku, cuando guerrillas nacionales derrotaron al gobierno militar y el nuevo gobierno ofreció al obispado católico tierras en Wukro para abrir una escuela secundaria. En 1995 llegaron dos padres blancos, Ángel Olaran y José Luis Bandrés, que construyeron la misión y una Escuela de Agricultura con el apoyo de la ONG alemana MISEREOR y de Manos Unidas.



La implicación de Garzón
Ahora, la Fundación Internacional Baltasar Garzón (FIBGAR) tiene como objetivo inicial la mejora de la calidad la eficiencia y el servicio adecuado prestado a la sociedad por la Audiencia Nacional de la zona oriental de Adigrat y Wukro. A tal fin FIBGAR ha elaborado un proyecto para dotar a esta institución de ordenadores portátiles y ordenadores con impresora y fotocopiadora.

Puede obtener más información sobre la labor del padre Olaran en la página web de la Fundación Centre d ́Iniciatives Solidàries