La marihuana ha tenido connotaciones negativas a lo largo de la historia. Muchos la utilizan como agente psicotrópico, pero actualmente se le dan otros usos, incluso médicos. Esto replantea la eterna duda de si esta planta es tan mala como dicen o si, por el contrario, solo ha sido incomprendida y mal empleada.

Algunas localidades del mundo han declarado como legal esta planta. En Estados Unidos es legal el uso de la marihuana en Colorado, Washington, Alaska, Oregón y en el distrito de Columbia. Bélgica, Suiza, Barcelona, Jamaica, Holanda, Corea del Norte, Portugal, Canadá, México y Honduras son otros lugares que la permiten, en algunas para uso personal y en otras solo en el caso de aplicaciones médicas.

Muchos científicos concuerdan en que la marihuana tiene cuantiosos beneficios médicos, desde tratar la migraña hasta ayudar en el tratamiento de enfermedades del sistema nervioso, como la esclerosis múltiple.

En abril de este 2017, el Congreso español aprobó la creación de una subcomisión de estudio para abordar el asunto de la legalización del uso terapéutico del cannabis, pero no ha habido avances. Se estima que entre 50.000 y 100.000 personas la podrían estar utilizando de forma clandestina para tratar el dolor que causan algunas enfermedades

Pero incluso sus aplicaciones han llegado hasta la cocina y los cosméticos. Desde té a infusiones y productos de belleza, esta planta podría estar presente cada vez más en varios aspectos de la vida cotidiana, aprovechando sus beneficios de manera segura.

Cannabis en la cocina

En los últimos años se ha acuñado el término cocina cannábica para denominar los usos de esta planta medicinal en la gastronomía.

Tal como comentan los expertos de Geaseeds.com, es muy importante reconocer todas las partes de la hoja de la marihuana para poder utilizarla con propiedad y de forma segura. Esta planta contiene THC (tetrahidrocannabinol), que abre el apetito y produce un estado de relajación en la persona, es por eso que sus hojas también se utilizan para cocinar.

Según los entendidps, las hojas de marihuana para cocinar a emplear deben ser los restos de manicura, que son las hojas con tricomas que están más cercanas al cogollo y no contienen resina, por lo que tienen un efecto psicoactivo menor.

Son muchas las recetas que se pueden realizar con estas hojas tratadas: salsa al pesto, brownie, bizcocho, cupcakes, aceite de oliva, galletas, chocolate a la taza, mantequilla, salsa chimichurri e incluso macarrones.

Muchas personas que utilizan la marihuana legalmente para cuestiones médicas las consumen a través de estas comidas para proteger el sistema respiratorio, es decir, para no tener que fumarla.

Pueden usarse en cualquier receta y hacer infusiones con sus hojas, que producen un efecto muy suave en el organismo y son ideales para colocar en la ensalada o verter en la leche, por la sensación de relajación ligera que producen y que puede ayudar a combatir el insomnio y estrés.

Cannabis en la cosmética

El cannabis también puede implementarse en la cosmética. El principal producto que puede sacarse es el aceite, que se liga con otros, como el de coco, y produce buenos resultados en la piel, el cabello, la cutícula y hasta en los labios.

Los cosméticos con cannabis no son cosa nueva; desde hace siglos, algunos emperadores utilizaban cremas y ungüentos para beneficiar su piel. Actualmente, hay varios cosméticos que fueron lanzados por la marca Vertly Balm.

Algunos componentes químicos del cannabis, como el cannabidiol, tienen propiedades que resultan muy provechosas para tratamientos de la piel. El profesor Robert Dellavalle, de la Universidad de Colorado, explicó que el TCH (tetrahidrocannabinol) y CBD que se encuentran en la planta se utilizan en el tratamiento de enfermedades como la psoriasis.

Incluso Vertly Balm tiene un labial con ingredientes extraídos de la flor de la marihuana que produce un efecto relajante.

La marihuana relaja la piel. Además, tiene efectos alisadores, lo que la hace ideal para combatir los síntomas del envejecimiento y obtener un cutis más terso. La hidratación natural, protección y reparación que otorga esta planta al cuerpo hace que sus productos sean cada vez más demandados por el público.

Los científicos estiman que en el 2020 la marihuana estará presente tanto en los cosméticos como en otros productos de uso diario. Aparentemente, el debate sobre las utilidades de esta planta sigue en pleno apogeo en algunos países, pero otros ya han aceptado la enorme cantidad de beneficios que puede llegar a aportar para la salud de un individuo, y han permitido la comercialización de algunos productos que la integran.