El incendio forestal iniciado en la tarde del viernes en A Gudiña (Ourense) continúa activo y afecta a unas 440 hectáreas, según datos provisionales ofrecidos por la Consellería do Medio Rural.

La proximidad de las llamas a las viviendas de la parroquia de Barxa obligó a decretar de madrugada la alerta de nivel 2 como medida preventiva. Sin embargo, este aviso ha quedado desactivado esta mañana.

El incendio, que se originó en Portugal y entró en Galicia sobre las 19,07 horas, todavía permanece activo. Su avance obligó a solicitar la colaboración de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

En las labores de control y extinción han colaborado un técnico, ocho agentes, 24 brigadas, cuatro palas, así como cuatro helicópteros y dos aviones.

Según informa la UME a través de su cuenta de Twitter, han sido un mínimo de 85 militares y 25 vehículos los que colaboraron en las tareas de extinción.

Riós y Chandrexa de Queixa

En cuanto al foco en el ayuntamiento ourensano de Riós, concretamente en la parroquia de Navallo, comenzó a las 00,36 del sábado y afecta a 60 hectáreas de terreno, según ha actualizado el departamento del Gobierno Gallego. Allí trabajan siete agentes, 12 brigadas y seis motobombas.

También esta madrugada, en torno a la 1,10 horas, se iniciaba un incendio en la parroquia de Casteloais, en Chandrexa de Queixa, que hasta ahora ha calcinado también 20 hectáreas. En su control han participado dos agentes, tres brigadas y cinco motobombas.

Estos cuatro focos en activo se suman así al que comenzó en la tarde del viernes en A Gudiña (Ourense), el más grave con unas 440 hectáreas quemadas y una alerta de nivel dos --ya desactivada-- por la proximidad de las llamas a las viviendas.

Controlado el de Palas de Rei

Además, la Consellería do Medio Rural ha informado de que el incendio que comenzaba en torno a las 21,00 horas del viernes en Palas de Rei (Lugo) ha quedado controlado desde las 6,13 de la mañana de este sábado.

En la extinción de las llamas, que llevan quemadas unas 28 hectáreas de la parroquia de Cabana --14 de monte raso y 14 de arborado--, trabajan cuatro agentes, nueve brigadas, diez motobombas y dos palas.