FACUA Madrid ha requerido al Consorcio Regional de Transportes que garantice de las medidas de seguridad de los viajeros en la red de Metro, anunciadas por Sanidad para minimizar el impacto del Covid-19, tal y como ha comunicado el propio grupo a través de una nota de prensa.

La organización denuncia una muy baja frecuencia de los trenes, esperas por parte de los usuarios que en ocasiones alcanzan los 18 minuto y la clara superación de aforo en los vagones.

Su portavoz, Rubén Sánchez ha pedido a la Comunidad de Madrid tomar cartas en el asunto ante las demandas de los usuarios. “La Comunidad de Madrid tiene la responsabilidad de garantizar que se cumplan las normas tanto sectoriales del transporte como las que específicamente se han puesto en marcha por el COVID-19”, ha señalado en declaraciones a ElPlural.com.

Entre las soluciones que plantea FACUA se encuentran la inclusión de revisores, algo que, dice Sánchez “serviría para verificar que los niveles de ocupación son los correctos”, y un aumento en el número de trenes y maquinistas.

El  portavoz acusa al Gobierno regional de dejar todo en manos de la empresa: “Es la administración autonómica la que tiene la responsabilidad, y si hay ya denuncias de usuarios como las que estamos planteando tiene que anunciar medidas inspectoras si es que no las ha puesto ya en marcha, cosa que sería inaceptable”, añade.

La asociación ha solicitado también un incremento en el número de trenes con el objetivo de evitar esperas y ha recordado que en fase 2 el Gobierno regional ya anunció un refuerzo en este sentido con el que se  alcanzaría el 95% de frecuencia en hora punta y el 80% en hora valle.

“La Comunidad debe ser transparente para que sepamos lo que está haciendo, y si no está haciendo nada, debería empezar a hacerlo”, ha concluido Sánchez apelando a este último punto.