La publicación Alma, de CaixaBank, propone la particular “mirada” de la escritora y poetisa Elvira Sastre sobre la importancia de la enseñanza y el hecho de instruirse en la vida. La Mirada se vincula al programa CaixaProinfancia y a su línea de actuación sobre refuerzo escolar.

“Soy hija, sobrina y prima de maestros. La enseñanza forma parte de mi vida desde que nací. Sin duda, es algo de lo que me he beneficiado. Para mí, las clases no se terminaban en las aulas, sino que continuaban en casa. Nunca como algo impuesto, sino como una duda buscando ser resuelta”, reflexiona la escritora en Alma.

El profesor que te cambia la vida y te inspira
“No es extraño que uno siempre recuerde a aquel profesor que le cambió la vida, que le inspiró a trabajar en según qué cosa o que le enseñó a amar algo desconocido hasta entonces. El entusiasmo es contagioso, qué duda cabe, y encontrar en el camino, cuando nos estamos formando, a un apasionado de su trabajo es toda una suerte”, escribe Elvira Sastre para Alma.
 
“Cuando no conseguía encontrar la solución, mi padre me explicaba con su ‘tono de maestro’ y todo lujo de detalles la respuesta correcta, asegurándose de que la entendía. Confieso que a veces me ponía muy nerviosa: quería la respuesta fácil, no esperar y seguir con mis deberes. Sin embargo, hoy en día sé que esta manera de enseñarme ha hecho que me cuestione todo, que busque las respuestas a todas mis dudas dentro de mí y que tenga siempre los oídos muy abiertos”, recuerda Sastre, en Alma.