El psicólogo forense del juzgado de Oviedo es el encargado de redactar los informes periciales sobre las denuncias de violencia de género, pero también de menores que denuncian agresiones sexuales. Hasta aquí, todo normal, si no fuera porque este psicólogo ha sido denunciado por un delito de odio contra la mujer.

Así, las organizaciones Women's Link Worldwide y la asociación Abogadas para la Igualdad en Asturias han presentado una querella en la que le acusan de un delito de odio a las mujeres por trabajar y hacer sus informes basándose en sus "prejuicios y estereotipos".

Por poner un ejemplo, este psicólogo de los juzgados de violencia de género ha sido señalado por vender a las mujeres como personas que “manipulan a sus hijos e hijas para dañar a sus parejas o ex parejas". Hay que tener en cuenta que, además, es el decano presidente del Colegio de Psicólogos de Asturias.

Por ello, las denunciantes creen que por estas actitudes hayan podido quedar más de uno y de dos delitos impunes, cuando se tratan de delitos tan graves como violencia sexual contra menores de edad o agresiones de violencia de género.

Y es que, en la mayoría de los casos, los informes realizados por este hombre han sido no favorables hacía la supuesta víctima. Informes de casos como violaciones de menores por parte de parientes como padres o abuelos.

Querella pionera

El artículo 510 del código Penal fue reformado en el año 2015 y, gracias a esta modificación, estos colectivos de mujeres han podido presentar su querella, la primera en España por un delito de odio hacia la mujer.

Pese a ello, la lucha de las asociaciones de mujeres asturianas contra este profesional es, cuanto menos, larga. Durante años, han presentado diversas quejas de forma oficial.