Parecía un nuevo error provocado por una de las páginas satíricas de la red. Uno que había llevado a que se metieran en él diversos personajes muy activos en Twitter, los políticos Albert Rivera y Beatriz Talegón. A los que se había añadido alguien que tiene una enfermiza fijación con la primera, Alfonso Rojo... Pero la historia, al final, ha dado para más de lo que parecía.

Los hecho. Todo se inició con una aparente confusión de Beatriz Talegón que dio por buena una noticia del portal Voz Popular en el que decía que "Ciudadanos propondrá que las empresas puedan obligar a los trabajadores que despidan a devolver los salarios cobrados".



El 'error' de Talegón recibió la contestación del mismísimo Albert Rivera, presidente del Ciudadanos, que le preguntó cómo podía creerse "esa barbaridad" y que aseguraba que eso es algo que "ni está en nuestro programa ni nunca estará".

Tras darse cuenta, Talegón ha vuelto a escribir un tuit reconociendo que se había "tragado" la noticia falsa y que Rivera la había sacado de su error. También ha explicado que borraba el mensaje original "para no dar confusión".

¿Y si fuese verdad?
Pero un poco después, otro usuario de Twitter le ha pasado un enlace a Talegón de una noticia sobre un candidato de Ciudadanos en las pasadas elecciones de mayo que pedía justo lo que recogía la noticia satírica, que los despedidos pagasen a su empresa. La exsocialista en un nuevo tuit ha copiado el enlace y ha vuelto a mencionar a Rivera, así como a Alfonso Rojo que también se había reído de su equivocación llamándola 'croquetas' Talegón.