La Lotería de Navidad es, sin duda, la más emblemática. No importa que el premio sea muy inferior al que ofrecen otros sorteos. Pocos son los que se resisten a decir ‘no’, y muchos los que acaban con más de un décimo en el bolsillo, eso sí, generalmente, compartido con familiares o amigos.

Aunque la afluencia de público está garantizada en todas las administraciones del país, hay algunas en las que las largas colas son inevitables. 

Es el caso de Doña Manolita en Madrid, que este año ha decidido apostar por las nuevas tecnologías para hacer más fácil a sus clientes la compra.

Para ello, la administración ha incorporado el sistema de escaparate inteligente de Timesapp, que permite gestionar los turnos sin necesidad de largas esperas en la calle.

Para hacer uso del mismo, solo se necesita llevar con uno el móvil. En el escaparate inteligente que está a las puertas de la administración se introduce el número de teléfono y este, a continuación, imprime un ticket en el que figura el número del turno y la hora estimada de atención. Cuando nos vaya a tocar recibiremos una alerta, un SMS que nos advertirá de que ha llegado el momento de regresar a la administración.

Timesapp Doña Manoita

Mientras tanto, podemos aprovechar el tiempo para “tomar un café, recorrer los comercios próximos o hacer turismo”, explica Lucas del Corral, de Timesapp.

El sistema permite, además, al comercio, obtener métricas y estadísticas que permitan tomar mejores decisiones e incrementar la satisfacción de los clientes”, añade.

Una administración histórica

La de Doña Manolita es una de esas administraciones históricas. Abrió su primera tienda en 1904 y desde entonces no ha dejado de repartir premios, celebra Concha Corona, encargada de la administración.

"Con este nuevo servicio que ofrecemos tenemos la ilusión de que nuestros clientes puedan aprovechar su tiempo de espera y estén más contentos, porque para Doña Manolita nuestros clientes son lo más importante", subraya.

En este aspecto, esta administración ubicada en la calle del Carmen nº 22, muy cerca de la plaza de Callao, es pionera, ya que ha sido la primera en incorporar este tipo de servicio, al igual que lo fue hace años al admitir el pago con tarjeta de crédito, o el envío a domicilio de los billetes de lotería a través de su web