La Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales junto con Arcópoli convocaron para este jueves una concentración para protestar sobre la implantación del veto parental. Estos últimos días, el veto parental ha sido tendencia porque Vox insistió en establecerla en Murcia a cambio de dar el sí a los presupuestos de esta Comunidad Autónoma. El Gobierno presidido por el Partido Popular y por Ciudadanos no tardó en aceptar esta propuesta que ha levantado tantas ampollas en España.

A raíz de esto, numerosas organizaciones y asociaciones, sobre todo, LGTBI se pusieron en marcha para montar concentraciones en toda España contra la imposición del veto parental por parte de la extrema derecha. Este jueves precisamente, ha tenido lugar en la plaza Pedro Zerolo de Madrid la concentración para impedir y prohibir la implantación del veto parental. A esta concentración han asistido tanto organizaciones del colectivo LGTBI de toda España, como personas de este colectivo. La asociación Arcópoli, organizadora de esta concentración, empezó leyendo un manifiesto en el que se oponen rotundamente a este veto. ''El objetivo de esta censura previa es el de poder hurtar el aprendizaje de los derechos humanos al alumnado de los centros educativos. Este presunto PIN se inventó desde los grupúsculos más ultraconservadores para ejercer el derecho de veto sobre los contenidos LGTBI en las actividades curriculares'', reza el manifiesto que varias personas de la Arcópoli han leído en la plaza Pedro Zerolo. 

''La educación en España debe inspirarse en la recomendación 2002/12 del Comité de Ministros del Consejo de Europa donde señala claramente que su objetivo es promover una sociedad libre, tolerante y justa y que contribuya a defender los valores y principios de la libertad, el pluralismo, los derechos humanos y el imperio de la ley, que son los fundamentos de la democracia y por ello las actividades curriculares deben incluir los contenidos correspondientes para garantizar estos principios'', continúan diciendo las allí presentes. 

''Quien avala el PIN Parental para que los padres puedan vetar que sus hijos escuchen que ser LGTBI es ser exactamente igual que cualquier otra persona está cerrando quizá la única posibilidad de que alguien que goza de una cierta autoridad acuda al centro y les explique que tienen derecho a ser como son, que pueden serlo y que las instituciones les van a proteger incluso de sus progenitores si es el caso. Porque hay muchas niñas y niños que necesitan hoy en día escuchar que está igual de bien ser LGTBI que no serlo, que sufren miedo al acoso, al insulto o a las agresiones por no cumplir el canon de la feminidad o la masculinidad que se les presupone''. 

Al término de esta oratoria, toda la plaza aunó sus voces en una sola al grito de: ''¡¡No al PIN Parental! ¡Sí a una Educación Pública libre e inclusiva! ¡Por la igualdad y el respeto!''.

Toño Abad, uno de los dirigentes de Diversitat, en declaraciones para elplural.com''rechazó absolutamente este tipo de medidas que lo único que hacen es incitar al odio''. En relación al bloqueo de Twitter a la cuenta del partido de extrema derecha, Abad fue tajante: ''No tiene que actuar Twitter porque es una red social privada, quien tendría que actuar es la Fiscalía y los poderes públicos para frenar un discurso que nos criminaliza, estigmatiza y nos pone en la diana de ataques que luego sufrimos en la calle''. El motivo por el que su asociación ha asistido a esta concentración es ''para que no se implanten este tipo de medidas en los centros educativos, que tienen que educar desde los valores constitucionales y democráticos tal y como se ha leído hoy en el manifiesto. Y sobre todo que tengamos espacios libres de odio y violencia para que nuestra orientación sexual y nuestra identidad de género sea respetada en todos los ámbitos''. 

Uno de los morbos de esta concentración ha sido, la posible asistencia de algún representante de Ciudadanos, partido que ha consentido la implantación del veto parental en la Región de Murcia. Cosa que a final no ha llegado a suceder. Sí estaban allí varios representantes políticos de la capital madrileña, como Marta Higueras o Isa Serra