Blanca Fernández Ochoa llevaba muerta al menos una semana y falleció como consecuencia de un golpe fuerte en la cabeza, según apunta el diario 'El Español'.

El citado medio informa que el cadáver de la exmedallista olímpico, encontrado este mediodía, presenta claros indicios de que podría haber sufrido una caída que habría provocado su muerte. Asimsimo, también indican que llevaría "de siete a 10 días muerta", ya que el cuerpo presenta claros síntomas de descomposición.  

Estos datos tendrán que ser ratificados por la autopsia, que dirá el cuándo y el cómo murió Blanca Fernández Ocho. En las próximas horas, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Collado Villalba levantará el cadáver. 

El cadáver de Blanca Fernández Ochoa ha sido localizado en las proximidades de la ladera norte del pico de la Peñota, en el borde de la zona de búsqueda de la exesquiadora desaparecida. 

El pico, situado ya cerca de Segovia, tiene una altitud de 1.945 metros y el punto donde ha sido encontrado el cadáver es un lugar boscoso con poca visibilidad, por lo que los drones no la habían sobrevolado. La Peñota está a unas dos horas en el que se encontró el coche de Blanca, estacionado al menos desde el día 25 en el aparcamiento de Las Dehesas de Cercedilla.

La zona de la Peñota iba a ser rastreada esta misma tarde, después de que un vecino informara hoy a los responsables de la búsqueda que se había encontrado con Blanca a finales de agosto y que le había dicho que iba a subir a caminar por esa zona.

Sin embargo, un guardia civil de la sección canina, hoy fuera de servicio y vecino de Cercedilla, ha encontrado el cuerpo sin vida de la deportista pasadas las 13 horas después de que su perro, un pastor alemán, le avisara del hallazgo. Entonces, lo ha comunicado a los responsables del dispositivo, que se han desplazado rápidamente al lugar