El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, exigió el pasado mes de abril a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, la marcha “por escrito” de José Antonio Griñán y Manuel Chaves, ambos en ese momento imputados en el Tribunal Supremo en el caso de los ERE (aunque el último parece haber eludido el proceso) para dar su visto bueno a la investidura de la andaluza, ganadora por goleada de las elecciones que esta comunidad celebró el lejano 22 de marzo y que todavía no ha podido formar gobierno. ¿Estará dispuesto el catalán a exigir la misma responsabilidad al PP de María Dolores Cospedal en Castilla-La Mancha? Preguntamos esto porque los dos candidatos del Partido Popular que optan a las alcaldías de Cuenca y Guadalajara, Ángel Mariscal y Antonio Román, respectivamente, ambos los más votados en las pasadas elecciones de 24-M, pero que necesitan del apoyo de C’s, están claramente señalados por la Justicia castellano-manchega, con mayor o menos intensidad, pero a un paso de sentarse en el banquillo de los acusados, según recoge la sentencia y el auto a la que ha tenido acceso ELPLURAL.COM.

Mariscal (Cuenca): Posible prevaricación
Resoluciones judiciales que como en el caso del candidato del PP a la alcaldía de Cuenca, Ángel Mariscal, dejan en entredicho su idoneidad legal para ser alcalde conquense. Así, al menos, lo expresa una sentencia de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, emitida el pasado 17 de marzo y que obra en poder de este periódico (ver sentencia), donde asegura que “la Junta de Gobierno Local, al aprobar el Acuerdo Marco desoyendo serias advertencias de ilegalidad, ha podido incurrir en delito de prevaricación”. Sentencia que considera nulo de pleno derecho lo aprobado por el equipo municipal conquense de enero de 2011, entre los que se encontraba el que hoy pretende pedir el apoyo de los tres concejales de Ciudadanos para hacerse con las riendas del ayuntamiento de Cuenca (ver acta Junta de Gobierno).

Otros candidatos conquenses señalados
Pero aquí no queda el dilema de Ciudadanos, que como hemos informado esta semana quiere la “cabeza” de la diputada regional del PP por Cuenca, Pilar Martínez Peñarrubia, imputada por un supuesto delito de falsificación documental, para apoyar a los conservadores capitalinos. Es que, además, el número seis de la candidatura “popular” al ayuntamiento de la Ciudad de las Casas Colgadas y concejal electo, Carlos Navarro, también formó parte de esa Junta de Gobierno Local cuestionada por el Alto Tribunal castellano-manchego, que acusa a Navarro, entre otros, de “burlar” advertencias e informes para “aprobar un concepto retributivo (de la Policía Local) con distinta denominación pero con idéntico contenido y cuantías que el que fue objeto de informe desfavorable”. Por eso la Sala del TSJCM ha decidido “deducir el oportuno testimonio de particulares para exigir la responsabilidad penal que pudiera corresponder a los miembros que conformaban la Junta de Gobierno en el momento de la adopción del acuerdo impugnado”.

Ciudadanos tiene la sentencia
Es decir, tanto Ángel Mariscal como Carlos Navarro podrían sentarse en breve en el banquillo de los acusados por un supuesto delito de prevaricación. Y todo esto, según las fuentes de Ciudadanos consultadas por ELPLURAL.COM, lo sabe el partido de Albert Rivera, conoce a la perfección la sentencia del Tribunal Superior de Justicia y las posibles consecuencias que puede tener este serio correctivo judicial. Fuentes que nos transmitieron su convencimiento, “al 90 por ciento”, de que el socialista Juan Ávila será finalmente el elegido para mantener la alcaldía de Cuenca, “a pesar de irse de vacaciones estos días y abandonar el proceso de diálogo”, lamentan nuestros interlocutores de C’s.

Román (Guadalajara): Posible imputación
Y es que Ciudadanos lo tiene muy difícil a la hora  de “deshojar la margarita”, como reconocían en declaraciones con esta redacción, y más todavía justificar su documento de regeneración democrática (ver documento) que a bombo y platillo anunció como condición sine qua non para apoyar investiduras. Tanto es así, que si en Cuenca están divididos, dudosos y alertas, en Guadalajara empiezan a estar preocupados, ya que el actual alcalde del PP y candidato a revalidar el cargo, Antonio Román, necesita de los dos concejales de Rivera para mantener la alcaldía. Sin embargo, un auto de la Audiencia Provincial, al que ha tenido acceso ELPLURAL.COM (ver), insta al titular del Juzgado Nº 3 de la capital a reabrir el caso por el que estuvo imputado por desobediencia el regidor guadalajareño, y le obliga, a instancias del fiscal, que se sumó al recurso de los socialistas contra el sobreseimiento de la causa, a  continuar con la investigación que nunca debió archivar y que puede derivar en una nueva imputación de Antonio Román, aunque fuentes consultadas por este periódico no creen que el juez del Nº 3 “empapele” al alcalde, “no así a otros regidores, todos ellos socialistas, claro”, ironizan en referencia a los primeros ediles de Azuqueca de Henares y Cabanillas, además de otros concejales del PSOE, imputados por este magistrado por diversos asuntos, la mayoría de ellos previa denuncia del PP.