Los trabajadores de la Radio y la TV Pública de Castilla-La Mancha han dicho este viernes ‘BASTA YA!, protagonizando su primer “Viernes Negro” en señal de protesta contra “la manipulación informativa, la plantilla paralela, los despidos de profesionales, la contratación irregular, la falta de transparencia y la gestión irresponsable” de Nacho Villa, director del ente público colocado por María Dolores Cospedal para controlar la que en teoría es la telelevisión de todos, al menos todos pagan los 40 millones de euros que cuesta mantener este folletín televisivo. Así las cosas, la inmensa mayoría de la plantilla ha acudido este viernes a sus puestos de trabajo vestida con ropa negra como manifestación pública de su hartazgo con una situación que aboca a CMTV a un callejón sin salida. “Un éxito inesperado que los directivos de la empresa han acogido con gestos de contrariedad que no eran capaces de disimular”, recoge el Comité de Empresa en un comunicado.

Informativos de negro
Especialmente llamativa ha sido la participación en la redacción de informativos de la TV, donde tan sólo dos personas del equipo redaccional lucían prendas de colores, al igual que los integrantes de la plantilla paralela que ha ido contratando la actual dirección durante los últimos tres años. También en la redacción de programas, en la radio, en el cuarto de cámaras, departamentos de documentación, comercial, grafismo, informáticos, recursos humanos… y en las delegaciones de todas las provincias de la región. “Una marea negra de dignidad y solidaridad se extiende por los diferentes centros de trabajo de la Radiotelevisión Pública, con la llamativa salvedad de los recién llegados, gentes del pesebre de Cospedal que perpetran cada día las vergonzosas labores que otros nos negamos a asumir”, añaden los periodistas.

Anécdotas del viernes negro
Entre las anécdotas más divertidas de la jornada, destaca la de la presentadora del informativo matinal, vestida de azul noche y que, en pantalla lucía como negro. Habrá tenido que dar muchas explicaciones… Y el miembro del equipo de edición de informativos que ha sudado la gota gorda porque no podía quitarse la chaqueta con la que se protegía del frío a primera hora. No quiso que sus jefes lo vieran con camisa negra… En el lado opuesto, la joven operadora de equipos que se olvidó de la convocatoria, pero decidió lucir toda la jornada un cartel sobre el pecho explicando que, aunque vistiera de blanco, apoya con todas sus fuerzas la protesta.

Una protesta sin precedentes
El Comité de Empresa del Ente Público TV de Castilla-La Mancha y los delegados sindicales de la radio y las delegaciones provinciales han expresado públicamente su satisfacción por “tan extraordinarios niveles de participación en una protesta sin precedentes en toda la historia de la RTV de Castilla-La Mancha”, concreta el comité. También su agradecimiento y felicitación a “esa inmensa mayoría de trabajadores que sin aspavientos y con una gran sonrisa en los ojos, ha querido decir “basta” a las cacicadas de Nacho Villa”.

Las cacicadas de Nacho Villa
Y es que el mismo día en que casi toda la plantilla de la radio y televisión pública de Castilla-La Mancha secundaba la primera convocatoria del "viernes negro" contra la manipulación informativa de Nacho Villa, en el informativo que controla por orden de Cospedal ofrecía un ejemplo más de manipulación inaudita: la única información publicada sobre el escándalo de las tarjetas de crédito de Caja Madrid ha sido un intento de involucrar al alcalde de Toledo, Emiliano García-Page, y al ex presidente de la Junta, José María Barreda, porque hace siete años dieron la Medalla de Oro de la región a uno de los implicados, Virgilio Zapatero, pero no han comentado que el exministro de Relaciones con las Cortes devolvió en 2012 el dinero procedente de esa tarjeta. Esta y otras prácticas sibilinas han sido las que se han denunciado en el primer viernes negro.