Ferrín Calamita, Toni Cantó y Aquilino Polaino



El diputado de UPyD Toni Cantó no atraviesa buenos momentos desde que utilizara el Congreso para cuestionar las denuncias por violencia de género, utilizando datos falsos para ello. Ante la polémica levantada se vio obligado a pedir disculpas y reconocer que utilizó datos sin contrastar, pero no hay mal que por bien no venga y parece que el exactor sí se ha ganado el aprecio de ciertos sectores.

'Amigos' en Intereconomía como Terstch o el cura Latorre
Al menos ha encontrado amigos en el grupo Inteconomía, como el periodista Herman Terstch, quien avaló las tesis de Cantó desde el Gato al Agua. Ahora desde el mismo grupo ha sido el sacerdote Ricardo Latorre el que ha roto desde su blog una lanza a favor del de UPyD, aunque a la vista de los héroes entre los que le incluye y los argumentos que despliega parece que le echa una mano al cuello.

"Sumisión al Régimen genérico"
El sacerdote presenta a Cantó como víctima de la "orquesta de lo políticamente correcto" y denuncia a quienes a raíz de esta polémica mostraron su "sumisión al Régimen 'genérico'" y señalaron "con su dedo acusador al diputado que había osado poner en duda la justicia de una ley". Según él, "les vino 'al pelo' que las cifras que daba el diputado no estuvieran contrastadas, aunque eso no haga al fondo de la cuestión".

Preocupado por la posible "muerte civil" de Cantó como Calamita o Polaino
"¿Se ha producido la muerte civil de Toni Cantó? ¿Lo añadimos ya a la lista de los sacrificados en honor de la ideología de género, junto con el justo juez Calamita o el ilustre psiquiatra Aquilino Polaino, entre otros?", se pregunta el cura de Intereconomía. Recordemos que el "justo juez Calamita" fue condenado por prevaricar bloqueando una adopción a una pareja de lesbianas. Por su parte, Polaino fue el 'experto' invitado por el PP al Senado para cuestionar las adopciones de las parejas homosexuales que aseguró, entre otros argumentos científicos, que los gays son hijos de padres "hostiles" y "alcohólicos".

"Nos estamos deslizando por un precipicio"
Latorre deja caer que "hay un patrón que los manda a todos; el mismo que diseña la ideología y la insufla de exorbitadas subvenciones" y advierte de que "a tal extremo llega la cosa que, fuera de esa ideología, no hay vida". Asegura que no entrará "en el tema de la ley en cuestión" porque "no quiero", aunque sí deja caer que "cuando es la misma ley la que crea la injusticia [aunque el porcentaje fuera –todavía– bajo] nos estamos deslizando por un precipicio".

Otro referente: el obispo de Córdoba
Entre los referentes periodísticos que el sacerdote cita para documentarse sobre la cuestión figuran representantes de Libertad Digital, Religión en Libertad y al propio Herman Terstch. Y deja caer a otro de sus referentes fundamentales: "Me parece oportuno recordar, en este contexto, las repalabras del obispo de Córdoba, Mons. Demetrio Fernández, a comienzo del año: 'la ideología de género destroza la familia, rompe todo lazo del hombre con Dios a través de su propia naturaleza'.