El pasado sábado, Iñigo Errejón participó en un acto en Palma de Mallorca donde estaba llamado a ser el principal protagonista de la jornada. Todo se torció cuando un grupo de asistentes empezaron a abuchear y a mostrar pancartas para reventar el acto junto con el grito “fuera, fuera”.

El momento fue recogido por muchos medios como una protesta abierta contra el portavoz de Podemos en el Congreso, en guerra ideológica abierta con el secretario General con la formación, Pablo Iglesias, ante la celebración de Vistalegre II, el congreso de la formación.

Protestas “locales”

Al acto, además de Errejón, acudían Alberto Jarobo, secretario general de Podemos en las Islas Baleares, y los diputados de Podemos en Baleares, Mae de la Concha y Pedro Yllanes. Ante la repercusión que a nivel nacional tuvieron los abucheos, el propio Jarobo explicó a través de su Twitter que estos eran por temas locales y no contra el secretario Político.

Esta versión también fue recogida por Mallorca Diario, el cual concretó que en las protestas de las pancartas iban dirigidas por temas locales contra Jarobo y otros dirigentes baleares, al igual que los gritos de “fuera, fuera” que se escucharon en el acto iban dirigidos contra las protestas para que éste pudiese continuar.

El diario local concretó que en las pancartas se podía leer “Jarabo y Camargo dimisión” o “Madrid oprime, Balears reprime, fuera opresores”, ambas en clara alusión a la expulsión de Xelo Huertas, Montse Seijas y Daniel Bachiller del partido morado por un supuesto caso de corrupción, que los tres han negado.