Los invitados a esta cena querían reunirse de manera discreta pero, además, les ha molestado especialmente que se haya vinculado su cita con un intento de crear una gestora que dirija el PSOE hasta el próximo Congreso Federal, algo que, según los consultados, no estaba en sus planes.

Nada de secretarios generales
"Se trataba de ver cómo podemos contribuir los veteranos, los que ya no tenemos intereses, a dinamizar el partido; de hablar de qué le está pasando al partido, de cómo salir, con qué prioridades" resume una de las personas que iban a asistir a la reunión y que, además, incide en que su intención no era hablar de candidatos a la Secretaría General: "Primero hay que hablar del qué y del cómo, lo último son las personas".

Nuevo encuentro más discreto
Por eso, los convocados a la cita no descartan volver a organizar un encuentro, pero siempre que puedan hacerlo de manera discreta. Su objetivo es intercambiar ideas, si es posible dar continuidad a sus citas e ir ampliándolas a más sectores e, incluso, hacer alguna aportación al Congreso Federal en forma de documento.

González pensaba acudir
La reunión finalmente suspendida se organizó la semana pasada, con la exportavoz del Gobierno Rosa Conde y el exministro José Luis Corcuera como principales promotores, según coinciden varias fuentes. La iniciativa contaba con el apoyo del expresidente del Gobierno Felipe González, que iba a asistir a la cena, y del exvicepresidente Alfonso Guerra, aunque éste último no tenía previsto acudir.

“Sin salir en la foto”
Las fuentes consultadas no han podido precisar si el jefe del Ejecutivo en funciones y secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, tenía constancia de la reunión. Aunque el encuentro se ha frustrado, los invitados siguen estando dispuestos a hacer aportaciones de cara al Congreso Federal y a contribuir, desde su experiencia, a reflexionar sobre los retos del PSOE y de la socialdemocracia, pero sin "salir en la foto".