“Golpista”. Así es como ha definido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, una concejal del PP del Ayuntamiento de Alcorcón en medio de un Pleno.

Es más, ha acusado directamente al presidente de negociar con “etarras”, independentistas y separatistas, causando los reproches de los socialistas, que han acabado abandonando el Pleno cuando éste sólo llevaba 45 minutos de desarrollo.

La concejal en cuestión del Partido Popular es Susana Mozo, que ha asegurado, dirigiéndose a la oposición y al PSOE: “Ustedes tienen un presidente, y digo ustedes porque a mí no me representan, ustedes tienen un presidente que negocia con etarras, que negocia con separatistas y con independentistas. A mí no me representa”.

Relacionado David Pérez García: un reaccionario de incienso y sacristía

Sólo unos segundos antes, había definido a Sánchez como “el golpista presidente del Gobierno”, asegurando que llegar a La Moncloa tras haber ganado una moción de censura contra Mariano Rajoy, una herramienta completamente democrática, es dar un Golpe de Estado.

Niegan la palabra a la oposición

Los concejales socialistas de Alcorcón han intentado en diferentes ocasiones apelar a las normas de la Pleno municipal para exigir que Mozo retirase sus palabras o rectificase.

Sin embargo, el alcalde del PP, David Pérez, se ha negado a permitirles usar su derecho asegurando que, como no sabían apelar a un artículo en concreto del reglamento, no tenían derecho al uso de la palabra.

Finalmente, todos los concejales del PSOE han abandonado la sala. El mismo camino ha seguido el portavoz del grupo municipal Ganar Alcorcón, que asegura no se le ha dejado presentar sus peticiones y debatir sobre lo que les interesa a los ciudadanos.

"El Partido Popular ha vuelto a generar un clima de crispación y a convertir el pleno en un circo. No les interesa hablar de los problemas de los vecinos y vecinas de nuestro municipio y lo que hace es insultar a la oposición continuamente", ha lamentado Jesús Santos.

Finalmente, ante la gravedad de sus palabras, Mozo ha pedido disculpas, pero lo ha hecho fuera del Pleno y en su cuenta de Twitter.