El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se ha mostrado muy contundente en la sesión de control al Gobierno de este martes en el Senado ante los últimos casos que se han conocido de supuesto fraude fiscal por parte de algunos de los futbolistas más famosos de la liga española, el conocido como caso Football Leaks.

Rajoy ha recordado que ya “hay futbolistas importantes de clubes importantes que tienen muchos seguidores en nuestro país que han pagado cantidades importantes por defraudar a la Hacienda Pública”, pero que aún se debe ir “contra cualquier contribuyente que incumple sus obligaciones, sea deportista o no sea deportista”.

La viga en el ojo ajeno

El presidente del Gobierno y del Partido Popular ha llegado a asegurar que “quien no cumple con Hacienda estafa a los demás”, frase que ha sorprendido a muchos, no porque no sea cierta, sino por quien la ha dicho.

Cabe recordar que Mariano Rajoy es presidente de un partido que está acusado de pagar la reforma de su sede con dinero negro y sin licencia de obras, así como por no actuar con contundencia ante los muchos casos de corrupción que han aparecido en sus delegaciones por toda España.


¿Desigualdad en España?

Otras declaraciones que han llamado la atención en las respuestas de Mariano Rajoy en el Senado han sido las referidas a la desigualdad en España.

El senador socialista Vicente Alberto Álvarez le preguntó al presidente por las medidas que piensa adoptar el Ejecutivo para revertir “el aumento de la desigualdad” en España. Rajoy ha respondido mostrando su preocupación por el tema, pero asegurando que ésta no está aumentando en el país, sino que, por el contrario, “ha comenzado a corregirse”.

El presidente del Gobierno ha defendido las políticas económicas tomadas por su partido durante la crisis, olvidándose de que la OCDE ha calificado a España este mismo año como el país con más desigualdad, sólo superado por Chipre y aumentando en 14 veces los datos de Grecia.

Álvarez, por su parte, le ha replicado que, a pesar de estas políticas que ha defendido Mariano Rajoy, la pobreza se han incrementado durante su Gobierno y ha advertido de que “el fundamento del malestar social que existe en España es la desigualdad”.

Y ésta se ha producido, según sus palabras, por “los recortes en los servicios públicos básicos y la devaluación salarial, fruto de la reforma laboral que provocó una gran precarización del empleo, que afectó a los que tenían salarios más bajos”.