Miles de participantes en las Marchas por la Dignidad inundan el Paseo del Prado de Madrid para protestar contra las consecuencias de los recortes del Gobierno. "Pan, trabajo, techo y dignidad" es el lema de los manifestantes, convocados por 300 organizaciones sociales y sindicales, con un llamamiento especial a los jóvenes.

Banderas republicanas
A pesar de la lluvia, los asistentes han entrado en la capital en nueve columnas procedentes de todas las comunidades autónomas que confluirán en la Plaza de Colón.

Multitud de personas portan banderas republicanas, de las comunidades autónomas y de distintos sindicatos, al tiempo que corean consignas como "En el Parlamento no está la solución, la solución es la revolución", "No permitiremos ni un desahucio más", "Que viva la lucha de la clase obrera" y "Hace falta ya una huelga general".

Representantes de Podemos, IU, Equo y Bildu
Los manifestantes se han concentrado durante la mañana y primeras horas de la tarde en barrios periféricos (también en la Puerta del Sol), según las regiones de procedencia, para dirigirse después al centro de la ciudad.

Los convocantes defienden que los grandes partidos y sindicatos no han estado a la altura de las circunstancias sociolaborales de los ciudadanos y han tomado este 21M como un paso más hasta la "huelga general de trabajo y consumo" del 22 de octubre. Entre los manifestantes caminan representantes de Podemos, Izquierda Unida, Equo y EH Bildu.