Imagen aérea del Club de Campo Villa de Madrid. CCVM Imagen aérea del Club de Campo Villa de Madrid. CCVM



Fue Enrique Tierno Galván -denominado el viejo profesor-  alcalde de Madrid entre 1979 y  1986, año éste en el que falleció. En poco tiempo y, como fruto de la transición hacia la democracia y la Constitución, Tierno Galván -probablemente el mejor regidor madrileño desde  Carlos III- impulsó la célebre movida madrileña. Y, sobre todo, apostó por una ciudad para todos los ciudadanos, incluidos en primer lugar los más débiles.

Uno de los principales objetivos del primer alcalde democrático desde la II República consistió en devolver al pueblo de Madrid el Club de Campo, inaugurado oficialmente en 1931. Ocupaba unos terrenos propiedad del Ayuntamiento de Madrid. Durante el régimen franquista, el citado Club se convirtió en la Real Sociedad Hípica Española Club de Campo.

El acuerdo entre el alcalde y los directivos de esa Sociedad facilitó la recuperación de la soberanía por parte municipal con un ajustado 51%. Entraron entonces más socios y más asequibles económicamente. Desde aquella época hasta la actualidad, casi siempre el Ayuntamiento de Madrid ha estado en manos del Partido Popular.

En los últimos tiempos, la placidez del Club de Campo Villa de Madrid se ha quebrado un poco por algunos hechos  relativos, por ejemplo, a que Zapatero, su mujer y sus hijas frecuentaban  ese Club y sin pagar un euro. La noticia provocó bastante polémica y terminó siendo una falsedad.

Todos los observadores coincidieron en que esta reaparición de Zapatero fue el intento de tapar que el Ayuntamiento madrileño pagó a los Aznar clases de golf siendo él presidente. En total, un millón y medio de las antiguas pesetas. Un portavoz de Ana Botella, la alcaldesa popular, aseguró que no sabían que se les fuera a cobrar por el Club de Campo.

El Confidencial  ha desvelado que 14 periodistas pueden personarse en el paraíso del Club de Campo Villa de Madrid  con acceso vip y todo gratuito. Es un "reducido grupo" se afirma. Los nombres de los bienaventurados, según el periódico digital mencionado,  no suman los 14: Ernesto Sáenz de Buruaga, Francisco Marhuenda, Mauricio Casals, Fernando Baeta, Raúl del Pozo, Javier Esparza, Alberto Pozas y Daniel Gavela.

Fuentes solventes, interrogadas por ELPLURAL.COM, han señalado que otros periodistas, también conocidos, hace muchos años que son, o han sido, socios de esta institución deportiva. Nunca, por cierto -conforme puntualizan tales fuentes- esos  periodistas han sido invitados a disfrutar de las magníficas instalaciones sin pagar un solo euro. Los no socios,  veteranos  o no,  abonan la entrada en el Club. No deja de ser ilustrativo que del "reducido grupo" de los 14  hay  mayoría  de periodistas conservadores.