En concreto, y con la desaparición de determinados ministerios y secretarías de Estado o direcciones generales, según el PSOE queda claro que dejarán de tener peso en la política del Gobierno temas como la igualdad, la investigación y la innovación tecnológica, la regulación ordenada de la inmigración, la promoción y difusión de la cultura española, la cooperación, el cambio climático…

El fin de la Igualdad como prioridad
Piensan, y denuncian, los socialistas, que las primeras medidas del gobierno popular ponen en evidencia un cambio radical en lo que ha sido la política de Rodríguez Zapatero desde el año 2004. “La primera clave de esta decisión –dicen en el PSOE- la dio ayer Rajoy con la formación de su gobierno, donde sólo 4 de los 14 ministros son mujeres”.

La segunda prueba de esa intención de olvidarse de las políticas de fomento de Igualdad, según los socialistas, la ha dado hoy Rajoy al concretarse la desaparición de la Secretaría de Estado de Igualdad. “Hoy resulta ya evidente –dicen en Ferraz- que los derechos y los avances para favorecer la igualdad no forman parte de las prioridades del Gobierno Rajoy”.

Parón a las políticas de investigación
En el PSOE denuncian igualmente que el diseño del Gobierno traen un cambio en la prioridad por la investigación científica, y el desarrollo y la innovación tecnológica. Hasta ahora, estos asuntos tenían un ministerio propio que pasa ahora a tener categoría de Secretaría de Estado.

“España es hoy la novena potencia científica del mundo –apuntan desde el PSOE-, está a la cabeza de los países productores de energías renovables y es la segunda potencia mundial en biotecnología gracias a las inversiones en I+D+i”, y según ellos esta situación va a cambiar radicalmente a partir de ahora por el menor interés y apoyo que recibirán desde el Gobierno.

Cooperación Internacional e inmigración
Los socialistas critican igualmente la supresión de la Secretaría de Estado de Cooperación Internacional, que pasa a integrarse en la Secretaría de Estado de Asuntos Exteriores. Con esta medida, apuntan, se pone de manifiesto “un claro gesto político que apunta a hacia una menor relevancia de las políticas de solidaridad, lo que había sido hasta ahora una de las señas de identidad y un pilar central de la acción exterior de España”.

Igualmente piensan que se pone en riesgo la política de inmigración, así como el apoyo a la colonia española en el extranjero con la desaparición de la Secretaría de Estado de Inmigración y Emigración. En 2004, según el PSOE, el Gobierno de Zapatero se encontró con más de 600.000 inmigrantes en situación de ilegalidad, “lo que se cambió hacia una inmigración legal y ordenada, vinculada a un contrato de trabajo, mientras que el Gobierno del PP parece querer dejar abandonada esta política y volver al caos que dejaron”.

Desatención al medio ambiente
Igualmente, en el PSOE apuntan que la desaparición de la Secretaría de Estado de Cambio Climático es una muy mala noticia para las políticas de medio ambiente. “(Esta medida) viene a confirmar que Rajoy –dicen los socialistas- sigue pensando que es un tema menor y un invento, al que no hay que prestar atención, tal y como le dijo su primo”.

Esto, dicen los socialistas, aunque es evidente la necesidad de luchar “contra la desertificación, la aplicación de políticas del agua como bien primordial y escaso, el cuidado de nuestros ecosistemas y la recuperación de un medio rural sostenible”.