El exministro de Interior y eurodiputado del Partido Popular, Jaime Mayor Oreja, “tiene conquistado a Vox”, y es por ello que es una de las opciones que tantea el partido de Santiago Abascal para impulsar su moción de censura contra el gobierno de Pedro Sánchez y obtener el mayor apoyo posible por parte de la derecha.

Según han podido confirmar fuentes del diario 'ABC', y después ‘Electomanía’ a nuestro periódico, el líder de Vox tanteó sin éxito dicha oferta, pero Mayor Oreja la declinó por considerarla “informal”.

Las 17 curiosidades que quizás no conocías del exdiputado popular

Jaime Mayor Oreja cuenta con una trayectoria política muy amplia y marcada por grandes cambios drásticos en el seno de los gobiernos por los que ha pasado.

  1. En su juventud, entre 1975 y 1976, perteneció a la Asociación Católica de Propagandistas, ingresando un año después en la UCD, formándose así para presentarse en 1979 a las elecciones generales, que dieron paso a la I legislatura. Aunque finalmente no consiguió el escaño en el Congreso de los Diputados.
  2. Al poco tiempo, pasa a ser Diputado foral de Guipúzcoa y consejero de Turismo en el segundo Consejo General Vasco presidido por Carlos Garaicoechea, hasta la aprobación del Estatuto de Guernica en octubre de 1979. 
  3. En las primeras elecciones vascas del 9 de marzo de 1980, teniendo en cuenta que fue la primera legislatura vasca, obtuvo su escaño en el Parlamento vasco como cabeza de lista de la UCD por Guipúzcoa. 
  4. Su rumbo a nivel nacional dio un vuelco inesperado: el 25 de noviembre de 1980 se incorporó provisionalmente como diputado nacional en el Congreso en sustitución de su tío Marcelino Oreja, el entonces delegado del Gobierno en el País Vasco. Tan solo cinco días después, le sustituyó de forma interina como presidente de la UCD en Guipúzcoa.
  5. Dentro de la UCD conquistó todos los cargos disponibles: Comité Ejecutivo Nacional y Regional, Secretario general por Guipúzcoa, secretario adjunto de Relaciones Internacionales, presidente de la UCD de Guipúzcoa (elegido por la Asamblea provincial el 26 de junio de 1981), y secretario de Acción Electoral en enero de 1982. 
  6. En un Consejo de Ministros del 30 de julio de 1982, presidido por Leopoldo Calvo Sotelo, Mayor Oreja volvió a ser nombrado delegado del Gobierno en el País Vasco, en la posición que ocupaba su tío. A los dos meses de su toma de posesión, el 16 de octubre, fue objeto de un atentado del que salió ileso gracias a que la granada lanzada contra su despacho se desvió al chocar contra una farola. 
  7. En febrero de 1983, a la vista de que la situación era delicada, abandonó UCD y se incorporó al Consejo Político del Partido Demócrata Popular (PDP), partido presidido por  Oscar Alzaga. En diciembre del mismo año, fue nombrado candidato a la Presidencia del Gobierno Vasco por Coalición Popular para las autonómicas vascas del 26 de febrero de 1984, y en estas salió elegido diputado por Guipúzcoa y fue portavoz de Coalición Popular en el Parlamento Vasco.
  8. Tras las elecciones generales de junio de 1986 y la ruptura de la Coalición Popular, propuso la constitución de un nuevo partido en Euskadi que agrupara al electorado de centro-derecha. Ante el escaso interés demostrado por Manuel Fraga y Óscar Alzaga en este proyecto, el 27 de septiembre anuncia su retirada temporal de la política por lo que no se presenta a las elecciones autonómicas vascas de noviembre del 86. Poco después, creó junto Alzaga ‘Unión del Pueblo Vasco’ en 1987, todo un éxito de prensa y público.
  9. En los últimos años de la década de los 80, se centró la vida empresarial privada, aliándose en 1989 a la nueva Alianza Popular, rebautizada como Partido Popular (PP). Su nuevo nombramiento como presidente “popular” en el País Vasco originó la dimisión del secretario general en el País Vasco, Julen Guimón
  10. En septiembre de 1989, fue elegido por la dirección nacional genovesa como “cabeza de lista” por Vizcaya para las elecciones generales del 29 de octubre de ese año, designación que contó con la oposición del Partido de Vizcaya, que había elegido a Julen Gimón en su lugar. Obtuvo el escaño y fue nombrado vicepresidente segundo de la Comisión de Justicia e Interior del Parlamento Vasco. 
  11. Entrando en la década de los 90, la Junta Nacional  lo designó presidente de la comisión gestora para dirigir la refundación del partido en Euskadi. Poco después y a partir del X Congreso Nacional del Partido, pasó a formar parte de la Ejecutiva Nacional como presidente de los populares vascos. En las autonómicas vascas del 28 de octubre de 1990, fue candidato a Lehendakari. Durante esa legislatura, IV del Ejecutivo vasco, fue portavoz genovés en el Parlamento de Vitoria. Nuevamente candidato a Lehendakari para las elecciones vascas del 23 de octubre del 94, en las que repitió como diputado autonómico. 
  12. Cinco años después, fue candidato a la alcaldía de San Sebastián en las elecciones municipales, en sustitución de Gregorio Ordóñez, asesinado por ETA poco antes. Salió elegido concejal y designado portavoz del Partido en el Ayuntamiento de la capital donostiarra. Al año siguiente, se le concedió la vicesecretaría de la Junta Directiva Nacional. 
  13. En las elecciones generales del 3 de marzo de 1996, consiguió su acta de diputado en el Congreso por Álava, pero tuvo que renunciar a su puesto de diputado en el Parlamento Vasco. Sin embargo, la suerte le siguió sonriendo y el 5 de mayo de 1996 fue nombrado Ministro de Interior. 
  14. Una vez al frente de esta Cartera, el 5 de octubre de 1996, abandonó la presidencia del partido, que se quedó en manos de Carlos Iturgaiz. Por consiguiente, se le concedió el premio a Presidente honorífico. En el XIII Congreso Nacional celebrado en enero de 1999, fue designado de nuevo como vicesecretario general. 
  15. En las elecciones del 12 de marzo de 2000 resultó reelegido diputado tras encabezar la lista popular por Vizcaya. Poco después, el 27 de abril, fue confirmado para un segundo mandato al frente del Ministro del Interior, VII legislatura.
  16. Entrados en el 2001, el Lehendakari anunció la convocatoria de elecciones anticipadas en el País Vasco. En vista del éxito, fue designado, el 26 de febrero, como el candidato genovés a la presidencia del gobierno vasco, despidiéndose así de su puesto en Interior dos días después, que pasó a ocupar el entonces futuro Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. 
  17. Pasado un mes, el Consejo de Ministros aprobó concederle la Gran Cruz de la Orden de Carlos III al mérito civil. Durante los casi cinco años que estuvo al frente de este Ministerio, 47 personas fueron asesinadas por la banda terrorista ETA. Después, volvió a ser designado cabeza de lista del PP para las elecciones al Parlamento Europeo de 2009.

Últimas declaraciones públicas

En una entrevista a 'La Voz de Galicia' en octubre de 2007, y en relación con la Ley de la Memoria Histórica, se negó reiteradamente a condenar el franquismo. Se justificó afirmando  que el franquismo "forma parte de la historia de España". Además, marcó la diferencia entre el régimen español contra el nazismo, señalando que en España hubo dos "bandos represores", fruto de la Guerra Civil. Finalmente, con una mirada hacia su tierra, condenó que la guerra fue “mucho peor” que la dictadura en el País Vasco, describiéndola como "una situación de extraordinaria placidez". 

Tan solo un año antes, Mayor Oreja, como representante del Partido Popular Europeo se negó a condenar el franquismo en un debate titulado ‘70 años después del golpe de Estado del General Franco en España’, en el que el presidente del Parlamento Europeo, Josep Borrell leyó una declaración institucional, tras la que intervinieron diversos representates de cada grupo para condenar los sucesos. En un lado contrario, Mayor Oreja no hizo ninguna alusión a la sublevación de 1936 ni al franquismo, sino a la Transición y a los riesgos que, en su opinión, amenazaban en ese momento la "concordia" española, aludiendo al “error histórico” de la creación de nuevas naciones “que no han existido nunca”.

El 7 de marzo de 2010 durante una manifestación contra el aborto, calificó el aborto como "algo propio de los bolcheviques" y que, junto con la eutanasia, forma parte de las "viejas recetas de los totalitarismos que han asolado Europa".