El diputado del PP en Les Corts, Luis Díaz Alperi, es uno de los pilares de su partido en Alicante. No obstante fue alcalde de la capital alicantina, cargo que abandonó cuando los problemas judiciales empezaron a cercarle. Ahora está imputado por el caso Brugal de corrupción, al igual que su sucesora en la alcaldía, Sonia Castedo.

Corte de uñas mientras hablaba el conseller de Economía
Pero Alperi también es conocido por las cabezaditas que ocasionalmente se echa en el escaño de Les Cortes, según explica el diario Las Provincias, que el jueves le cazó en otro comprometedorá acción en mitad de una sesión parlamentaria: cortándose las uñas durante la intervención de uno de sus compañeros, nada menos que el conseller de Economía, Máximo Buch, con los problemas que está viviendo la Comunidad Valenciana.

"</a

"¡Qué gorrino!"
Varios diputados de su propio grupo le afearon el gesto y Alperi guardó las tijeras de manicura, pero ya era demasiado tarde: había imágenes que constataban a lo que dedica el tiempo en el pleno. Las críticas en las redes sociales no tardaron en llegar, algunas de otros diputados regionales, como el portavoz de EUPV, Ignacio Blanco, que escribía en Twitter "¡Qué gorrino!" y "Adivina, adivinanza: ¿Qué hace un imputado del PP en el escaño? A) Leer a Herodoto, B) Cortarse las uñas, C) Redactar su carta de dimisión'. Varios diputados más se manifestaban en similares términos.

Alega que estaba herido, pero algo no encaja
Pero la cosa no quedo ahí. Alperi alegó que no estaba cortándose las uñas sin más, sino que una se le estaba clavando en el dedo y actuó para frenar el daño y ponerse una tirita. Se fue a la enfermería de Les Corts y salió con un certificado de una pequeña lesión en un dedo, explicando que le fue aplicada "una cremita con antibiótico", como recoge Levante. La prueba de todo: la tirita que lucía en el dedo índice de la mano derecha. El problema es que en las fotos que le habían cazado se le veía 'trabajándose' con las tijeritas otro dedo, el corazón. Y el certificado médico daba la puntilla, ya que localizaba la lesión en la mano izquierda, no en la derecha.

Alperi y su dedo herido con la tirita / Imagen Levante-emv Alperi y su dedo herido con la tirita / Imagen Levante-emv



Otros casos preocupantes
Llueve sobre mojado, y es que la semana pasada otra compañera de Alperi, la diputada del PP y alcaldesa de Novelda Milagrosa Martínez -imputada a su vez en el 'caso Gürtel'- fue fotografiada en su escaño estudiando francés durante un pleno. Y otro caso que puede ser delictivo: cuando en plena sesión los diputados populares se fueron pasando un informe presuntamente confidencial al imputado Rafael Blasco, asunto que está en los tribunales.