El Despacho Oval de la Casa Blanca ha sido el escenario del encuentro entre Donald Trump y Marcelo Rebelo de Sousa, presidente de Portugal. Trump se tomó el lujo de bromear con la idea de que Cristiano Ronaldo se presentara como candidato a la presidencia de su país. A lo que Rebelo de Sousa respondió: “Señor Presidente, tengo algo que decirle: Portugal no es exactamente como Estados Unidos, es un poco distinto”.

Twitter se ha hecho eco de este momento y no han tardado en saltar los comentarios hablando de la capacidad de Donald Trump para entender la ironía. De lo que no cabe duda es de que el presidente de Portugal no tuvo reparo alguno en hacerle un buen “zasca” al magnate norteamericano.