La diputada regional del PP en las Cortes de Castilla-La Mancha, Pilar Martínez Peñarrubia, que opta a revalidar su acta en las Cortes castellano-manchegas como número dos en la candidatura conservadora por Cuenca, alternó sus responsabilidades parlamentarias con la gerencia de la sociedad cooperativa Bandevilla, receptora de una subvención del Gobierno de Castilla-La Mancha presidido por María Dolores Cospedal por valor de 13.000 euros para la creación de empleo, cuando meses después dicha empresa entró en concurso de acreedores y su posterior liquidación, según recoge el BOE (ver) por el que se  acuerda la suspensión de las facultades de administración y disposición sobre el patrimonio de la sociedad.

30.000 euros en participaciones
Pilar Martínez, siempre según su declaración de bienes publicada en noviembre de 2014, reconocía ser la administradora gerente de la Sociedad Cooperativa Bandevilla desde 2003, de la que, además, decía poseer participaciones nominales por valor de 30.050,60 euros. La empresa, que antes de su liquidación se dedicaba a la fabricación de envases y embalajes de plástico, contaba como partícipe con José Pérez Ruiz, que en la declaración de la parlamentaria figura como cónyuge, donde también dice participar en otra sociedad. Sea como sea, en la citada declaración consta el régimen de gananciales del matrimonio.

Una subvención ¿para crear empleo?
El caso es que en agosto de 2012 la empresa de la ahora número dos de la lista regional del PP conquense recibió como decimos una subvención de la Consejería de Empleo del Gobierno de Cospedal por un importe total de 13.097,50 euros (ver publicación) para generación de empleo, además de promover el desarrollo y la competitividad de las empresas de economía social. Sin embargo, según consta en el informe Asesor al que ha tenido acceso ELPLURAL.COM, la sociedad gerenciada por Pilar Martínez no solo no creó empleo, sino que lo destruyó, como lo prueba que en 2011 contará con 4 empleados para un año después, coincidiendo con la subvención, así como en 2013, tener en plantilla a un solo trabajador (ver informe).

Declaración oscura y farragosa
Pero al margen de estas aparentes incongruencias, Pilar Martínez despeja pocas dudas en la presentación de su obligada declaración  de bienes. Si en la publicada el 28 de noviembre de 2014 era gerente de la empresa Bandevilla, en la dada a conocer este 19 de mayo, es mera socia con cese en 2013. Y de treinta mil euros de participaciones recogidos el pasado año, hoy no sabemos nada de nada, como no entendemos que en ambas declaraciones el apartado sobre la cuota líquida pagada al Tesoro Público por la declaración de la renta 2013 figure en blanco, cuando la diputada del PP obtiene (ver declaración) sus ingresos de trabajo a través de varios pagadores (una fuente de ingresos es por actividad  profesional o empresarial, que lleva aparejada la retención fiscal correspondiente), tiene rentas inmobiliarias y rentas de capital mobiliario.

El misterio de su imputación
Como tampoco queda claro si continúa o no imputada por un supuesto delito de falsedad de documento, hecho por el que pasó por un juzgado de Motilla del Palancar (Cuenca) el pasado mes de febrero para declarar en condición de imputada, según recogían distintos medios de comunicación esos días. ELPLURAL.COM ha mantenido una breve conversación telefónica con la parlamentaria, y al ser preguntada sobre su situación procesal,  se ha limitado a decir que se “encontraba en la calle” y que se pondría en contacto con nosotros, “o yo, o alguien del partido (PP) por la tarde”, concretaba. Esta redacción ha recibido la callada por respuesta por lo que no podemos saber si la candidata número dos de la lista del Partido Popular de Cuenca, que encabeza el polémico presidente de la Diputación de esta provincia, está o no imputada. En este sentido, fuentes cercanas a la también alcaldesa y candidata del PP en Villalpardo (Cuenca) consultadas por este periódico señalaban que Martínez había sido desimputada, mientras que otros interlocutores no estaban seguros de su situación. Eso sí, no sería la primera candidata imputada que va en las listas de Cospedal, ya que José Manuel Carmona, aspirante por Toledo, está procesado por un delito de injurias graves a funcionarios públicos.