A pesar de su empeño y la buena cara e imagen que pretende poner, José Antonio Monago, el actual presidente extremeño y candidato del PP para el próximo 24, no para de encontrar malos augurios para su futuro. Ya empezó mal con la precampaña y la historia de sus 'viajes oficiales' a Canarias, pagados por el Senado, y en los que la principal actividad parecía muy privada...

Al principio fueron 'resbalones'... Su campaña de 'Paco y Curro', en las que para vender 'las bondades' de su Gobierno, no se le ocurrió otra cosa que insultar a los andaluces con tópicos en un vídeo infumable. La reacción de sus compañeros de partido, el PP andaluz, ante tal 'ayuda' se aproximó al insulto.

Imagen que dan en la serie de Curro, el andaluz que 'padece' un gobierno socialista



Uno más de los líos en los que le mete su 'gurú de la comunicación', su particular Arriola, Iván Redondo, lanzó después un rap en el que además de 'ocultar' su pertenencia al PP, se autoproclamaba como el 'barón rojo'... Para que sólo unas horas después, la cantante del video, una rapera extremeña, hiciera declaraciones en las que reconocía que ella no votaría a Monago, que había 'vendido' su voz.



Pero después llegó lo serio.., las encuestas. Las buenas, no las de 'los amigos', las de medios afines que perciben un dineral en publicidad oficial.  Encuesta como la del CIS que mostraron no sólo su difícil situación, sino la desaparición de su 'socio', la IU extremeña. Un jarro de agua fría.



Y ahora ya hasta los más pequeños detalles parecen convertirse en malos augurios para él. Este martes su autobús, despreciando la realidad, se quedaba atascado intentando pasar por donde evidentemente no cabía. La cosa ha sucedido en Zafra, bajo un arco monumental... que al final quedó también dañado con las rozaduras que le provocó ese autobús de Monago que, ironías mediante, proclama por todos lados 'Lo mejor está llegando'...