Colectivos independentistas han realizado una manifestación este miércoles 16 de octubre a las 19:30 horas en la madrileña Puerta del Sol. Bajo los lemas “presos políticos ¡libertad!” y “la autodeterminación no es delito”, la concentración ha sido secundada por miles de personas.


La propia Asamblea Nacional Catalana, a través de su delegación en Madrid, ha convocado a los manifestantes en redes sociales argumentando que tras dos años del “secuestro” de líderes independentistas como Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, y tras la “venganza de la injusticia española perpetrada con la sentencia” sobre el procés, es necesario salir a la calle “contra la represión y por la libertad de los presos políticos”.

En primeros instantes, la manifestación ha transcurrido sin ningún incidente. Sin embargo, fascistas con estética skin han contraprogramado la convocatoria cerca de las 20.00 horas. Estos han intentado cargar contar los manifestantes, pero la Policía ha realizado un cordón y ha cargado contra los ultraderechistas, reduciendo su intento y haciéndolos retroceder hasta la calle Arenal.

Avisos previos

Según ha podido saber ElPlural.com los convocantes ya temían que “elementos fascistas y reaccionarios” atacaran a los manifestantes, por lo que estas formaciones habían difundido una serie de ‘recomendaciones’ para salvaguardar la integridad de los asistentes.

Por ejemplo, ciertos partidos habían pedido a sus militantes que comunicaran previamente a la dirección si tienen previsto acudir. En caso contrario, la recomendación era “no acudir”. ¿El motivo? Conocer los nombres de los asistentes para actuar si hubiera algún problema. También se pedía no acudir con “pintas” o símbolos identificables para evitar situarse en la diana de los “grupos fascistas”.