Según apunta la SER, el presidente del PP de Castellón compró un piso de 200 metros cuadrados en la exclusiva plaza de Las Salelas de Madrid, en el año 2002, a través de una hipoteca con Bancaja por un importe de 691.000 euros.

Vencimiento, a los 98 años
La acusación popular argumenta que dado el elevado importe de la hipoteca, Fabra no podría hacer frente a la misma con su sueldo público. Además, señala que el vencimiento de esta deuda tendría lugar cuando el expresidente de Castellón tuviese 98 años. Lo habitual es que las entidades bancarias limiten la amortización a los 70 años.

La vivienda podría ser embargada
Esta vivienda ubicada en Madrid podría ser una de las embargadas, si Fabra no paga la fianza de 4,5 millones de euros interpuesta por el juez, que dictaminó la apertura de juicio oral contra él, el 20 de enero último, por haber defraudado, presuntamente, a Hacienda 1,2 millones de euros. Junto al político popular, está imputada su exesposa María Amparo Fernández, a la que se ha impuesto una fianza de 800.000 euros.

Fabra y su exmujer habrían engañado a Hacienda durante años
Según señala el juez en su auto, Fabra y su exmujer, declararon a Hacienda ingresos y patrimonios que no se correspondían con la realidad, en el periodo comprendido entre los años 1999 y 2004.

El empresario Vilar y su exmujer
El juez también ha impuesto una fianza de 800.000 euros al administrador único de la empresa Naranjax, ubicada en Artana (Castellón), Vicente Vilar, y a su entonces mujer Montserrat Vives. Ambos habrían pedido a Fabra su intercesión, en 1999, para conseguir autorizaciones administrativas. El expresidente de Castellón habría intermediado a favor del matrimonio ante los ministerios de Agricultura y Sanidad.