El párroco Jorge González Guadalix. Foto colgada en su Facebook El párroco Jorge González Guadalix. Foto colgada en su Facebook



Este 20-N, teñido de ‘rosa’ por la muerte de la duquesa Cayetana y por el ingreso en prisión de la Pantoja, la política estuvo en un segundo plano, y si no es por el PSOE que con su vídeo recordó los tres años de Rajoy en Moncloa la fecha pasa desapercibida. Lo mismo sucedió con el aniversario de la muerte de Franco, cuyo recuerdo fue ‘rescatado’ paradójicamente por las FEMEN y su última actuación, en el cementerio de Paracuellos del Jarama, el miércoles, para denunciar, a su manera, los homenajes al dictador. La acción de las activistas ha despertado a algunos ‘nostálgicos’, como parece ser el cura Jorge González Guadalix, quien en Infovaticana ha llamado a “lustrar los candelabros de bronce”, para canalizar el “cabreo” contra actuaciones como las de las FEMEN.

"Me acusarán de fomentar la violencia"
“Verán como rápido me acusarán de fomentar la violencia, ser poco evangélico, nada manso de corazón, exaltado fascista, instigador de rencores, promotor del candelabro y defensor del palo y tentetieso. Me da exactamente lo mismo”, afirma el cura en su artículo, en el que se declara “súper mega ultra hiper maxi macro archi poli multi cabreado”.

Críticas porque no se actúa contra las Femen
González Guadalix, cura de la parroquia Beata María Ana Mogas, en Tres Olivos, un barrio del norte de Madrid, critica la “última gracia de las femen en el cementerio de los mártires de Paracuellos del Jarama, que acoge los cuerpos de miles de personas asesinadas por puro odio a sus ideas y especialmente a la fe”.

Se queja de que no se actúe contra las activistas, como sucedió cuando llevaron a cabo su iniciativa en la Almudena ante Rouco Varela. “Mala cosa”, dice, “porque cuando el ciudadano tiene la impresión de que no le defiende quien debe hacerlo, la policía y los jueces, puede tener la tentación de organizar su propia defensa y mejor no me pregunten cómo”.

Católico y de derechas
“Si eres católico o de derechas, por lo visto ambas dos cosas crimen de lesa humanidad, es normal que seas agredido, vituperado y vilipendiado como consecuencia de haber sido partidario y promotor de una dictadura que, tócate las narices, duró 36 años y acabó va a hacer cuarenta”, escribe Jorge González Guadalix en su escrito titulado: "Hora de lustrar los candelabros de bronce".

“No hay remedio. Ayer en Paracuellos. Mañana…vaya usted a saber. ¿Y qué hacemos? No sé. Yo por si acaso voy a recuperar y lustrar los candelabros de bronce. Decía don Camilo que un candelabro bien plantado era una cosa que daba muchísimo respeto. Voy a colocar uno de ellos en el despacho”, afirma el cura, que se retrata en algunos de los artículos de su blog, que publica la citada web.

Defiende la labor "extraordinaria" de Rouco
Conocemos que Jorge González Guadalix, quien al parecer no gusta mucho “la libertad de expresión", es un firme defensor del exarzobispo de Madrid Rouco Varela, cuya marcha, según confiesa, le provoca “treisteza”.

“Creo que la labor del señor cardenal ha sido extraordinaria. La mejor prueba de ello, comprobar de dónde le vienen los mayores ataques en prensa, radio, televisión y medios digitales” y, añade, “dentro de la propia archidiócesis”.

Críticas al Papa y repelús por las mismas con niños
El cura, por otro lado, no las tiene todas con el Papa, que a pesar de que “muchos califican de primaveral, cercano, evangélico, de sencillez, comprometido con los pobres” no consigue, sin embargo, según dice, que los fieles acudan a las iglesias. Según el párroco, muy “simpático”, pero “algo falla”. Al parecer, al párroco le incomoda que el pontificado de Francisco de “signos de estar en comunión con los últimos de los últimos y apoyando sus reivindicaciones más extremas”.

El párroco critica, además, los esfuerzos de sus compañeros de atraer a los niños a las misas y de hacer los actos religiosos más amenos. “Las llamadas misas con niños me dan un cierto repelús”, escribe González Guadalix, que se describe en cada uno de sus artículos.