"Si es precisa la lucha armada, pues entonces la lucha armada. No se va a escindir un territorio español de España sin que haya sangre. Eso lo pueden entender, por seguro, todos". Son declaraciones de Pedro Pablo Peña, líder de Alianza Nacional y abogado los ultraderechistas detenidos por el asalto a Blanquerna el día de la Diada, al programa Las Mañanas de Cuatro, que consiguió colarse en la "quema de trapos separatistas" que había organizado la plataforma "La España en Marcha" (integrada por La Falange, Nudo Patriota Español, Alianza Nacional, Movimiento Católico Español y Democracia Nacional ) el pasado sábado en una localidad de la sierra norte de Madrid. Las imágenes son espeluznantes.



Pedro Pablo Peñas es, además, líder de la plataforma "La España en Marcha" (LEM), con la que pretenden luchar de forma más activa contra los enemigos de España. Lo sucedido en Blanquerna fue el pistoletazo de salida para otras acciones y el próximo 12 de octubre se han propuesto ir a Barcelona para "cazar perros catalufos". No descartan absolutamente nada y parecen sentirse a gusto llamando a la lucha: "Los enemigos de España los tenemos dentro. Estamos preparados para la guerra",  dice a los micrófonos de Cuatro otro de los ultras que aparecen en el reportaje y que oculta su identidad.



Quema de esteladas
En la web de Alianza Nacional tienen colgadas varias imágenes de la macrofiesta donde exhibieron banderas preconstitucionales, los símbolos de la Falange y todo tipo de parafernalia ultra. El punto culminante de la fiesta fue la quema de esteladas en la que participaron además de Peñas -que hizo el saludo nazi-, Manuel Canduela, líder de Democracia Nacional. En la crónica del evento justifican que el acto no estuviera abierto a los medios por la "criminalización" a la que les hemos sometido. En concreto nombran a ELPLURAL.COM y parecen felicitarse porque hubiéramos dado un lugar equivocado del evento.

La equivocación de ELPLURAL.COM
Se refieren a Cercedilla y, efectivamente, nos confundimos si damos credibilidad a sus palabras. Y es que las fuentes con las que hablamos jugaron al despiste con nosotros. Entre otros, nos confirmó la localización Eduardo Arias, líder de Nudo Patriota. En cualquier caso, nos consta que era uno de los puntos de encuentro de los participantes y que las autoridades locales habían sido alertadas de la celebración allí de la capea. Posiblemente, una vez descubiertos, la trasladaron a Alpedrete, donde los ultras tienen una cierta estructura.

Y una aclaración para nuestros lectores. Si no llegamos hasta el final, fue por una cuestión ética. Para que nos desvelasen el lugar exacto de la celebración teníamos que hacernos pasar por uno de ellos y pagar previamente la entrada. Todo ello a través de internet. Nos negamos a financiar, ni siquiera con un céntimo, las actividades de estos neofascistas que pretenden destruir el Estado de Derecho.