“Tanto revuelo por un simple loco fracasado. Tanta difusión de quién sólo busca difusión, tanto ataque en nombre de la libertad de expresión”. Con estas palabras, el actor Willy Toledo expresaba este viernes su malestar ante la notoriedad que habían adquirido sus desafortunados comentarios sobre la terrible matanza en Charlie Hebdo.

Su perfil en redes
Antaño conocido por ser un luchador incansable en favor de causas más que respetables, en los últimos tiempos el actor se ha dedicado casi en cuerpo y alma a polemizar a través de las redes sociales. Lo ha hecho faltando el respeto a muchos artistas, periodistas y políticos. Hoy en día resulta casi imposible encontrar a algún rostro conocido que defienda las alocadas alocuciones que Toledo lanza desde su perfil de Twitter, en el que se presenta a la sociedad con una foto en la que Fidel Castro aparece desafiante, señalando con el dedo índice y bajo el título “He ganado”.

Perfil de Willy Toledo en Twitter. Foto: captura Twitter



Opina de todo
Y es que en los últimos tiempos, Willy Toledo parece empeñado en cargar contra todo y contra todos. El actor ya no distingue entre izquierda y derecha, caverna mediática o medios de comunicación progresistas, dictadura o democracia. Un día su verborrea va dirigida contra el PP, y al día siguiente contra Podemos. Opina de todo, aunque para ello tenga que frivolizar en temas tan delicados como la matanza de unos dibujantes en Paris a manos de unos desalmados.

Frivolizando sobre la matanza
Porque Willy Toledo no ha tenido reparos en calificar como una “farsa” el “presunto” asesinato ocurrido esta semana en Francia. En su opinión, la matanza “a quemarropa de un policía francés, a manos también de un presunto terrorista islámico, no es ni más ni menos que un burdo montaje”. Con el paso de las horas, lejos de rectificar, el actor sigue empeñado en defender su alocada teoría conspirativa. Para ello, no duda en dar pábulo a los rumores que vinculan a los hermanos Kouachi con los servicios secretos franceses. Todo vale, incluido la difusión de enlaces a páginas de periodismo basura, en lugar de reconocer su error.

Reincidente
Lamentablemente, sus comentarios sobre lo ocurrido en Paris no pueden describirse como una mera metedura de pata. Willy Toledo es reincidente en esto de incendiar la red en base a su desmesurado interés en proporcionar a la prensa  titulares tan llamativos como vacíos de contenido. En su opinión, en España “no vivimos en un sistema democrático”. Al contrario, lo hacemos en una “monarquía fascista” que “está al caer” porque muy pronto “morirá el señor Borbón” debido a “lo hinchado que está y a la cantidad de pimple que se mete en el cuerpo”. 

 

“Hipócrita, cínico, oportunista”
Para Toledo, quien no opina como él es un “hipócrita, un cínico y un oportunista”. Estos fueron los calificativos que el actor dedicó a Joaquín Sabina, quien además de un excelente poeta y cantautor siempre ha dado la cara a favor de las causas más justas. El delito de Sabina para recibir estos insultos no fue otro que las dudas que, en un principio, el artista de Jaén mostró sobre el proyecto político liderado por Pablo Iglesias.

Contra Podemos
Una formación que tampoco se ha salvado de recibir importantes críticas por parte de Willy Toledo. Porque aunque ha llegado a asegurar que si gana Podemos descorchará una botella de champán como hicieron sus padres “cuando Carrero Blanco saltó por los aires”, en otras ocasiones el actor ha definido como “vacío de contenido e ideología” su discurso. Para él, Podemos es la suma de “mucho anticomunista y mucho arribista” y de un “triunvirato que todo lo sabe”. Entre sus criticas más feroces a Podemos destaca la que el pasado mes de septiembre dedicó al profesor Juan Carlos Monedero: “Utiliza el mismo argumento del que hace uso la extrema derecha”.

Bonitas palabras a ELPLURAL.COM
Pese a ello, Monedero debería estar casi agradecido a Toledo. Desde luego, salió mucho mejor parado que el director de ELPLURAL.COM, Enric Sopena, a quien el actor acusó de no ser “más que un mercenario al servicio de criminales”. Meses antes, Toledo ya había dedicado a los redactores de este periódico palabras tan bonitas como: “sois unos manipuladores de mierda”, “me limpio el ano con vuestra basura”, “me cago en vosotros  y en vuestra estulticia”, “¡mierdas!”, “despreciables peleles a las ordenes de vuestros amos”, “sólo sabéis manipular”, “os vendéis por cuatro migajas”, “gentuza”.



Sin escrúpulos
Ese mismo día, 10 de septiembre de 2014, Willy Toledo no sólo se dedicó a insultar a los trabajadores de este periódico. Según confesó en Twitter, por la noche había organizado un “fiestón” en su casa. El motivo: “pedir un minuto de júbilo por la muerte del ladrón”, en referencia a Emilio Botín. “Otro ladrón, otro criminal que muere en la cama (…) ¿Mereció la pena el dolor que causaste, el sufrimiento y la miseria de tantos? ¡Que las vidas que robaste, la tierra, no te dejen descansar!”, escribió en Twitter.