El actor Willy Toledo durante una rueda de prensa. EFE/Archivo El actor Willy Toledo durante una rueda de prensa. EFE/Archivo



Willy Toledo ha cargado con especial dureza, pasándose muchos pueblos, contra el sistema democrático en España y los poderes judicial y político, aunque ha dedicado sus palabras más mordaces contra la monarquía y el Rey. En la presentación de su libro ‘Razones para la rebeldía’, en Tenerife, el polémico actor ha afirmado que espera que el monarca “nos dure bien poquito”.

Una "monarquía fascista"
"A este señor nos lo han colado con el argumento de que salvó la democracia después del 23-F. Espero que como no hay argumentos para colarnos al señor Felipe de Borbón y a su esposa Letizia, que tengamos el coraje, la valentía y la determinación de no permitir que se prolongue esta monarquía fascista ni un solo día más después de que se muera el señor Borbón, que con lo hinchado que está y la cantidad de pimple que se mete en el cuerpo, pues espero que nos dure bien poquito y está al caer", ha declarado el actor en un acto celebrado el pasado 11 de enero, del que informó El Confidencial.com.

"El Rey lamía los pies a Franco"
Toledo, reconocido activista pro saharaui y muy activo en manifestaciones contra el Gobierno, ha puesto en cuestión el papel del monarca durante la Transición, al afirmar que "tenemos un Rey que ha sido elegido por un dictador fascista y criminal, al que él adoraba y lamía los pies desde los años 60".

Toledo afirma que España no tiene un sistema democrático
Los ataques de Willy Toledo no se limitaron a la figura del Rey. El actor lanzó duras críticas al conjunto de instituciones del Estado para argumentar su opinión de que "no vivimos en un sistema democrático". Así, denunció la "evidente" vinculación del poder judicial con el poder político, personificada en "el reparto de Consejo General del Poder Judicial" y en "el fiscal general del Estado", a quien el actor acusó de actuar en nombre del Gobierno.

Tribunales "fascistas"
Toledo tildó a la Audiencia Nacional de "tribunal especial de ideología fascista que se dedica a perseguir los movimientos políticos que no les interesa".

Ser de izquierdas
El actor cargó, también contra el sistema penitenciario, en concreto al régimen FIES que establece un especial seguimiento a determinados presos, y criticó la actuación de la policía contra el joven Alfon, detenido en una manifestación, a quien, según puntualizó, se sometió a este régimen especial por el mero hecho de "ser de izquierdas".

Contra las Fuerzas de Seguridad del Estado
Willy Toledo arremetió contra "todos y cada uno" de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado contra los que, según dijo, hay "repetidas denuncias de miles y miles de detenidos por torturas y malos tratos".

Críticas a las privatizaciones de la sanidad y la educación
Toledo criticó, por otra parte, el plan privatizador de la sanidad madrileña, sobre el que afirmó que "la primera causa de muerte en los hospitales de la capital es el hecho de haber sido ingresado en ese centro". "No están matando, poco a poco, sin que se note", concluyó en referencia a la privatización de la Sanidad.

Contra la prensa y la actuación policial
El actor consideró que los ataques a la educación pública, los desahucios, los medios de comunicación, los abusos de los bancos o la excesiva represión policial justifican que “no vivimos en una democracia”.