James Costos, el embajador norteamericano en Madrid, será convocado en las próximas horas por el ministro de Asuntos Exteriores. Al menos eso es lo que Mariano Rajoy ha dicho que ha ordenado a José Manuel García Margallo que haga (el ministro tras el Consejo de Ministros ha informado que espera ver al embajador a las 10.30 del lunes). La idea es pedirle explicaciones sobre las informaciones aparecidas en diferentes informes, según las cuales nuestro país habría sido objeto dentro de un espionaje masivo de las comunicaciones de políticos, empresarios y de la sociedad civil en general, por parte de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), el mayor organismo de espionaje norteamericano.

Mariano Rajoy en Bruselas, donde ha declarado que "no tiene constancia" de que los norteamericanos le hayan espiado. Foto EFE Mariano Rajoy en Bruselas, donde ha declarado que "no tiene constancia" de que los norteamericanos le hayan espiado. Foto EFE



Rajoy, que ha hecho estas declaraciones al término del Consejo Europeo de Bruselas, ha reconocido, sin embargo, que "no le consta" la existencia de ese espionaje, y que precisamente ha pedido que se convoque al diplomático estadounidense para que "recabe información" en ese sentido.

Uno de los periodistas presentes en la rueda de prensa ha recordado al Presidente español que ya el pasado mes de agosto convocaron al embajador Costos, sin que hasta el momento haya trascendido que se haya producido una información detallada por parte de Washington. Aquella convocatoria tuvo que ver con las filtraciones realizadas por el exespía estadounidense Edward Snowden.

Rajoy no ha contestado en este sentido, y se ha detallar que los líderes europeos han decidido coordinar su gestión ante EE.UU., al saberse la existencia de los pinchazos a 35 líderes mundiales y a millones de ciudadanos, "porque nuestro ordenamiento jurídico regula claramente el derecho de privacidad de las comunicaciones".