Luis Alberto Nicolás echó toda la leña en el asador, pero el resultado fue catastrófico. Decidió posar desnudo para sus carteles electorales como candidato del PSOE en Meruelo, Cantabria, solo cubierto por una rosa en sus partes pudientes. Quería transmitir la idea de que era transparente, pero muchos vieron más de lo que habrían querido. En su partido, por ejemplo, que le obligaron a retirar los carteles. Tampoco ayudaba mucho el lema: “Soy mejor que tú, y lo sabes. Si no, desmiéntemelo”. ¿El resultado? 29 votos, que apenas cumplen el mínimo familiar, y ni un solo concejal gracias al 2,42% de confianza que cosechó.



Otro de los candidatos que más llamó la atención fue Ismael Monteagudo, más conocido por ser el doble del cantante David Bisbal. Monteagudo se presentaba con el PSOE a las elecciones municipales en Malagón (Ciudad Real), donde se dio a conocer al gran público durante un mitin de Emiliano García-Page, líder socialista en la región. El candidato se marcó una improvisación (un poco accidentada) con el Ave María de Bisbal y predijo la llegada de García-Page “a la autonomía”. Los resultados del lunes pueden darle la razón si el PSOE y Podemos pactan en la región, y además él podrá verlo desde su sillón de concejal en el Ayuntamiento: se presentaba el sexto de la lista y los socialistas obtuvieron seis diputados, aunque el PP se hizo con los siete restantes y gobernará la localidad. Por los pelos (rizados).



Pese a los momentos televisivos de los que disfrutó y pese a que una de sus candidatas se desnudase en Interviú, la candidatura de Sinaí Giménez, alias El Obama Gallego, ha sido un fiasco absoluto. Sólo 283 personas confiaron su voto a su Iniciativa Independiente por Vigo, lo que supone apenas un 0,2% de los vigueses, lo que le coloca en el puesto 15 de los 17 partidos que se presentaron en la ciudad gallega.



Quien sí ha conseguido un acta de concejal es el televisivo Carlos Navarro, más conocido como El Yoyas trassu paso por Gran Hermano. Navarro encabezaba su propia plataforma en su municipio natal de Vilanova del Camí (Barcelona), llamada Derecho, Ciudadanía y Democracia (DECIDE). Eso sí, será el único edil de su partido, y de milagro, porque el suyo es el partido menos votado de los que han obtenido representación: 339 votos (6,2%). Sin embargo, el Ayuntamiento ha quedado divido en siete partidos (el PSC se quedó a solo 2 votos de un cuarto concejal), así que quizás tenga algo que decir.



El que no ha conseguido saltar de la televisión a la Concejalía ha sido Miguel Joven, quien interpretase a Tito en la serie Verano Azul y gran fichaje del PP de Nerja. Estaba en el puesto 12 de la lista, pero los populares sólo han conseguido diez concejales, y no 12, como hace cuatro años. Eso deja fuera del Ayuntamiento al actor, ahora convertido en empresario local, pero quizás el PP pueda pactar con los dos diputados de Ciudadanos para superar la barrera de los 11 en que está la mayoría absoluta.



¿Y en Xátiva, ciudad donde lleva años gobernando el polémico Alfonso Rus? ¿Ha afectado el caso de corrupción que le afecta? ¿Y su candidatura ratificada por el PP a última hora pese a haberle suspendido de militancia? Pues parece que los setabenses se han cansado de sus promesas (“os traeré la playa”, “tendréis un Ferrari) y más de la mitad de sus votantes le han abandonado. Rus, hasta que la Justicia diga lo contrario, seguirá siendo concejal junto a otros cuatro populares, pero muy lejos ya de los 11 con que gobernaron en mayoría absoluta. El PSOE ha sido el más votado y un pacto con EUPV les asegura el Gobierno.



En Jerez de la Frontera, municipio donde también se les prometió llevar la playa tierra adentro (aunque al final todo resultara tratarse de unas piscinas hinchables), el PP ha ganado las elecciones, pero ha perdido 12 puntos y cuatro concejales. Lo que no le permitiría gobernar con Ciudadanos y posibilitaría un tripartido de PSOE, Podemos e IU, aunque, con piscina o sin ella, tendrán que mojarse.