La corrupción se lleva por delante a otro histórico del PP valenciano, Alfonso Rus, implicado hasta el tuétano en el caso Imelsa, sobre el presunto cobro de comisiones en la Diputación de Valencia y el Ayuntamiento. El dirigente popular no puede mantener la Alcaldía de Xàtiva, al quedar como segunda fuerza en ese municipio.

Los socialistas, primera fuerza
Alfonso Rus, suspendido cautelarmente de militancia por el PP, ha obtenido sólo cinco concejales en el Ayuntamiento de Xàtiva y ha perdido seis representantes respecto a las pasadas elecciones de 2011.  El  PSPV, con sus siete ediles (1 más que hace cuatro años) ha sido el más votado, mientras  que  Esquerra Unida ha conseguido cinco concejales, tres más que hace cuatro años.

Las grabaciones del caso Imelsa
En cuanto al resto de fuerzas, Compromís ha obtenido tres concejales (uno más que en 2011) y Ciudadanos, uno, por lo que una posible coalición de los partidos de izquierda podría conseguir la mayoría absoluta que ostenta Rus con el PP desde 1995.

Rus, que ha sido presidente del PP provincial, ha sido implicado por las grabaciones del caso Imelsa, en las que se le escucha dar instrucciones para exigir comisiones a empresarios a cambio de contratos públicos. En una de ellas, se escucha al hasta ahora alcalde de Xàtiva  hablar con quien fuera su mano derecha en la Diputación, Marcos Benavent, sobre la cuantía que le van a exigir a la empresa a la que van a conceder la gestión de una residencia de ancianos. Rus le insiste a Benavent que hay que cobrar más a la empresa porque se le está adjudicando un “chollo".