El líder de Podemos, Pablo Iglesias (4ºd), junto a los miembros de su equipo, durante el acto de clausura de la Asamblea Ciudadana en el que han dado a conocer la nueva dirección, hoy en el Teatro Nuevo Apolo de Madrid. EFE El líder de Podemos, Pablo Iglesias, junto a los miembros de su equipo, durante el acto de clausura de la Asamblea Ciudadana en el que han dado a conocer la nueva dirección. EFE



Podemos ha negado que no aceptara la presencia en el programa Un tiempo nuevo y justifica que fue la cadena la que no aceptó la propuesta de la formación política de que fueran cinco miembros los que asistieran al plató, entre ellos Pablo Iglesias.

"Una respuesta colectiva a la campaña de hostigamiento"
Según explica la formación en un comunicado, la pretensión de que asistieran cinco miembros de Podemos era con el objetivo de "encarar los ataques recibidos y responder a todas las preguntas de los periodistas".

"Se trataba de una respuesta colectiva y transparente frente a lo que es una campaña general de hostigamiento, que no tiene el menor interés en la verdad sino en generar una cortina de humo y acosar a una fuerza de cambio ciudadano", afirma Podemos en su nota.
Según dice el nuevo partido, sufre “una campaña de miedo, hostigamiento y difamación que marca un hito en la historia democrática española”. Una “estrategia –añade-de intentar 'matar al mensajero', que no ha sido capaz de disminuir la voluntad creciente de cambio entre amplios sectores de la sociedad".

Telecinco dijo que Iglesias quería intervenir a través del plasma
Telecinco, sin embargo, publicó antes una nota de prensa que recogía la negativa de Pablo Iglesias de participar en el programa Un tiempo nuevo, que presenta Sandra Barneda. De acuerdo con ese comunicado, el secretario general de Podemos, después de consultar su decisión con la dirección de su partido, habría propuesto intervenir a través de conexión remota desde la sede del partido.

Sandra Barneda confirma que Podemos pretendió blindar a Iglesias
La presentadora de Un tiempo nuevo, Sandra Barneda, ha dicho durante el programa que "el hecho de que asistan cinco personas y no una era una condición interpuesta, además de romper la equidad con el resto de entrevistados".

 Podemos rechazó la entrevista y luego propuso que acudieran cinco
Según publica Voz Pópuli sobre lo sucedido, el jueves la cúpula de Podemos decidió cancelar la entrevista que Pablo Iglesias tenía comprometida con el programa de Telecinco "para esconderle de las preguntas de los periodistas" sobre el espinoso asunto de Íñigo Errejón, pero en la tarde del sábado ofreció a la cadena que Iglesias acudiera junto a su plana mayor, compuesta por Juan Carlos Monedero, Luis Alegre, Carolina Bescansa y el propio Íñigo Errejón. La respuesta de Telecinco fue que mantenía el encuentro exclusivamente con el líder del partido, así que la formación optó por rechazarlo otra vez.

La cúpula de Podemos está "desbordada" por el caso Errejón
El citado diario cita a fuentes de Podemos que aseguran que los máximos dirigentes del partido están "desbordados por la repercusión que ha tenido el caso Errejón". La mano derecha de Iglesias percibía un sueldo público de 1.825 euros al mes por formar parte de un proyecto de investigación de la Universidad de Málaga al que no podía dedicarse.