En noviembre de 2009, cuando el liderazgo de Mariano Rajoy pasaba por unos de sus momentos más críticos, el Partido Popular intentó que algunas celebridades acudiesen a la Convención Nacional que celebrarían en Barcelona. En plena ebullición del caso Gürtel y asolado por sus peleas internas, ningún periodista, cantante o actor aceptó dar la cara por la formación conservadora. Al final, Rajoy sólo consiguió reunir a un grupo de deportistas en el conclave del PP. A la cabeza de todos ellos figuraba Miguel Ángel Martín Perdiguero, exciclista profesional que cosechó importantes triunfos en equipos tan dispares como Kelme, la ONCE, o Vitalicio Seguros.



Punto de inflexión
Una vez más, el Partido Popular echaba mano del deportista que en 2006 abandonaba la bicicleta para recalar en política. Lo hacía en San Sebastián de los Reyes, una plaza que siempre se le había atragantado electoralmente al Partido Popular. La irrupción de Perdiguero supuso un punto de inflexión en el comportamiento electoral de este municipio madrileño en el que desde el comienzo de la democracia ganaba la izquierda.



Utilizando el tiró de Perdiguero
Desde el primer momento, el Partido Popular nunca tuvo reparos en utilizar su “tirón” entre la ciudadanía. Antes de las elecciones municipales que el PP de San Sebastián de los Reyes ganó por la mínima en mayo de 2007, los populares colocaron a ‘Perdi’ (como le llaman con cariño sus amigos y familiares) frente a la fachada del Ayuntamiento para promocionar en una entrevista en el diario El Mundo su incursión en las listas electorales del PP. Después llegarían muchos más actos en los que los máximos dirigentes del Partido Popular posarían con el exciclista profesional.

 

Entrevista al diario 'El Mundo' de Miguel Ángel Martín Perdiguero para anunciar su incursión en política. Captura 'El Mundo'



Animado a participar en Supervivientes
Así, si Esperanza Aguirre se comprometía a construir 1.400 kilómetros de carriles bici, la presidenta del Partido Popular no dudaba en llamar a la prensa para que la fotografiasen dando pedales junto a Martin Perdiguero. Fue precisamente Esperanza Aguirre la que aceptó que en mayo de 2010 que el exciclista aparcara su cargo político en el Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes para concursar en Supervivientes, el famoso programa de tele-realidad de Telecinco.



Defendiendo su presencia en la isla
La fama de Perdiguero se acrecentaba y el Partido Popular no tenía reparos en justificar su sonada incursión televisiva: “Su ausencia no supone ninguna merma en la gestión de la Delegación de Deportes y de los servicios que ofrece (…) Durante el tiempo que esté ausente no cobrará retribución alguna”, afirmaba el Partido Popular.

La ruptura
Y así, entre foto y foto, la relación del Partido Popular y Miguel Ángel Martín Perdiguero parecía ir sobre ruedas hasta el pasado jueves, cuando Manuel Ángel Fernández, el todavía alcalde de San Sebastián de los Reyes lanzaba un duro comunicado de prensa afirmando que cesaba a Perdiguero de la concejalía de Deportes “por haber mantenido contactos con otras formaciones políticas”. Con esta frase, el PP daba por zanjada casi una década de colaboración entre su partido y el ciclista.

Perdiguero acusa al PP de mentir
Una versión que Perdiguero se ha apresurado a desmentir de forma tajante: “He sido yo personalmente quién, a primera hora del día 9 de abril, he dimitido y entregado mi acta de concejal (como consta en el registro municipal). Por consiguiente, el comunicado emitido por el Partido Popular no se ajusta a la  realidad ya que no se puede cesar a quien previamente ha renunciando”.

¿Por qué abandona el PP?
¿Y por qué ha abandonado Perdiguero el Partido Popular? De nuevo, su respuesta es contundente: “Mi marcha viene motivada por la absoluta falta de sensibilidad que actualmente demuestra el Partido hacia sus propios militantes y frente a la ciudadanía, por su inexistente proyecto político en San Sebastián de los Reyes; además de por su decadencia e inmovilismo. En definitiva, por su soberbia y desprecio”.

Nueva andadura en Ciudadanos
En este contexto, el exciclista profesional aclara que todo ello le ha llevado a concluir que “es el momento de despedirse del Partido Popular y emprender nuevos proyectos” que regeneren sus “ilusiones perdidas, al igual que las de otros muchos ciudadanos y, de forma legítima y con absoluta lealtad a mis ideas y principios, comenzar una nueva andadura política junto a un grupo humano en el que el respeto y la participación son las señas de identidad, un modelo político transparente, democrático y abierto a las necesidades de la sociedad actual, un proyecto sólido del siglo XXI, como es Ciudadanos, en donde la igualdad, la libertad, la unión y la solidaridad presiden sus ganas de transformar este país”.