Desde que el pasado 18 de enero ELPLURAL.COM publicase en exclusiva que “Juan Carlos Monedero facturó 425.150 euros en dos meses con una empresa de la que es único propietario y que no tiene ni trabajadores ni estructura”, Podemos intenta buscar una salida para que se deje de hablar de los negocios que en su día realizó el número tres de su formación política con países de América Latina. Algo que no acaban de conseguir pese a la nula presencia de Monedero en actos públicos y en medios de comunicación. De ahí el nerviosismo con el que Pablo Iglesias afrontó este tema en una entrevista concedida al periodista Javier Gallego.

El caso Monedero
Este jueves, Iglesias era entrevistado en el programa radiofónico Carne Cruda. Tras repasar diversos asuntos de la actualidad política, Gallego preguntó a Iglesias sobre el caso Monedero. "Creo que ya está bien de sembrar dudas sobre la honestidad de personas que han demostrado tener más honorabilidad que buena parte de la que gente que ha estado mandado en este país y disculpa que me enfade", contestó ofendido el dirigente del Podemos.

Imposible mantener la calma
Aunque Gallego intentó calmar a Iglesias, el líder de Podemos se mostró incapaz de mantener la calma. “Me enfado porque soy un ser humano (…) Contigo además hay una confianza especial y un enorme respeto por ti como periodista", dijo apelando a la buena relación que mantenía con el conductor de Carne Cruda. En este contexto, Gallego insistió en que era su deber profesional realizar este tipo de preguntas. Razonamiento que no convenció a Iglesias: “No es como una entrevista con alguien que me resulta indiferente moralmente, Javier, no es tu caso, contigo es diferente, hay cosas que me llegan a ofender”.

Cambio de tercio
"Aquí somos entrevistador y entrevistado", zanjó el presentado de Carne Cruda antes de dar por zanjado el tema y alabar el portal de Transparencia de Podemos.