La tibieza con que el Partido Popular está encarando los múltiples casos de cargos institucionales o miembros de Nuevas Generaciones con gestos a favor del franquismo o el nazismo está potenciando más expresiones de este tipo. La última, la del vicesecretario de Acción Política de la organización juvenil en Castellón, Edgar Fernández, quien también se ha exhibido en fotografías con el brazo en alto.

Brazo en alto junto a otros miembros de Nuevas Generaciones
La foto, en la que Edgar Fernández posa junto a varios amigos, algunos de ellos también de Nuevas Generaciones, junto a la bandera de España, mientras hace el saludo fascista ha circulado por las redes sociales y es publicada este sábado por el diario Levante.

Otros casos
El caso de Edgar Fernández llega después de otros que han provocado amplia polémica en las redes sociales y que han llegado al Congreso de los Diputados de la mano del PSOE, que ha pedido al Grupo popular que actúe con contundencia contra estas expresiones.

La única expulsión
Hasta el momento, el PP sólo ha expulsado a Óscar Rodríguez, un joven de Nuevas Generaciones de Paterna que compartió en Facebook una foto en la que realizaba el saludo nazi junto a una bandera del PP con la gaviota. La expulsión, sin embargo, no fue por este motivo, sino porque el cachorro popular militaba en varias formaciones a la vez, algo que castiga los estatutos del partido.

El Comité de Garantías se toma su tiempo
Según ha alegado el PP, el resto de casos de Nuevas Generaciones está siendo estudiado por el Comité de Derechos y Garantías de Nuevas Generaciones, que se toma su tiempo, porque aún no ha anunciado ninguna medida al respecto del caso del miembro de la ejecutiva de Nuevas Generaciones de Xàtiva Jorge Roca que se fotografió tras una bandera nazi. Ni el del secretario general de esta organización en Gandía, Daniel Terrades, que exhibió el saludo fascista junto a un monolito por los caídos.

Chiquilladas
Están también los casos del presidente de Nuevas Generaciones en Xàtiva, Xesco Sáez, y la concejala popular en Canals Carmen Melissa Ferrer posando junto a una bandera preconstitucional. Altos cargos del PP valenciano, como el alcalde de Valencia, Alfonso Rus, o el de Gandía, Arturo Torró, los calificaron de “chiquilladas” y “bromas” de juventud.

Cargos institucionales
Pero estas manifestaciones no han provenido sólo de Nuevas Generaciones. Cargos institucionales del PP también han protagonizado expresiones a favor del franquismo, como el responsable de Turismo de la Diputación de Guadalajara y teniente de alcalde de la localidad alcarreña de Atienza, Jesús Parra, que se fotografió en Cuelgamuros con el brazo en alto; o el alcalde de Beade, en Ourense, Senén Pousa, que presume de tener en su móvil como sintonía principal el Cara al sol y tiene en su despacho un retrato de Franco. También, alcalde de Baralla (Lugo) Manuel González Capón, que aseguró en un pleno municipal que “quienes fueron condenados a muerte” durante el régimen de Franco “sería porque lo merecían”.