Algunos de los integrantes de Vox, entre los que figuran Santiago Abascal y Ortega Lara



Este jueves se ha escenificado en Madrid la escisión del Partido Popular. Liderados por Ortega Lara -hasta ahora símbolo para los populares en la lucha contra ETA y la defensa de la nación Española-, y por Santiago Abascal -exdiputado autónomico en el País Vasco y persona de confianza de Esperanza Aguirre-, se ha presentado en Madrid “Vox”, un partido político de “derecha liberal y demócrata” que según sus impulsores aspira a obtener representación en las próximas elecciones europeas y consolidarse en todo el territorio nacional de cara a los comicios autonómicos y municipales que se celebrarán en 2015.

Marcando distancias con el PP
Una presentación que, tal y como ha subrayado Santiago Abascal, se ha realizado “respondiendo directamente a los medios y no a través de una pantalla de plasma”, en clara alusión a Mariano Rajoy. Desde un primer momento, los impulsores de Vox se han esforzado en marcar distancias con el Partido Popular. Incluso, Abascal se ha aventurado a decir que su programa político “no tiene mucho que ver” con el del PP: “No pensamos lo mismo sobre la regeneración democrática, la participación interna, la división de poderes o la lucha antiterrorista”.

“Hay que juzgar al PP por lo que hacen”
Después, el que en su día fuera presidente de Nuevas Generaciones del País Vasco, ha afeado al Partido Popular sus evidentes contradicciones entre su ideario y su forma de actuar.  “En el PP existe una clara diferencia entre las palabras y los hechos. Y hay que juzgarles por lo que hacen, no por lo que dicen”, ha solicitado Abascal tras asegurar que Vox va a distinguirse de la formación que dirige Mariano Rajoy y María Dolores de Cospedal “no sólo en las ideas, sino también en las actuaciones”.



Acusan al PP de seguir la “hoja de ruta” del PSOE
Como es habitual, Ortega Lara ha ido aún un poco más lejos que Santiago Abascal en lo referente a la política antiterrorista. “El actual Gobierno de Rajoy se ha limitado a seguir el guión, la hoja de ruta que le dejó el PSOE. Es legítimo y puede hacerlo, pero yo como español y como víctima, no puedo asumir esa postura. La postura de Vox en materia antiterrorista es no ceder a ningún tipo de negociación con ETA”.

“¡Vaya país nos habéis dejado!”
Lara, que ha descartado presentarse como candidato a las próximas elecciones europeas, ha reconocido que “estaba mucho más cómodo en mi casa sin meterme en líos”, pero que decidió dar un paso al frente tras escuchar el siguiente reproche por parte de su hijo de veinte años: “¡Vaya país nos habéis dejado!”. Así,  orgulloso de haberse “jugado la vida por España” y convencido de que “hay que arriesgar por convicción y por superar la crítica en la barra del bar o el mercado”, Ortega Lara ha aceptado formar parte de un partido político que claramente compite a la derecha con el Partido Popular.

“No compraremos votos a cambio de favores”
Como compromiso previo, los impulsores de Vox se afanan en constituir un partido político “que no sea monolítico”, cuyos congresos “no estén dirigidos desde arriba”, en el que “no se manipulen ni compren votos a cabios de cargos y favores” y en el “que la crítica no se acalle con la amenaza y la expulsión en unas listas que se confeccionarán a través de elecciones primarias”.

Un ideario de derechas
En cuanto a su ideario, desde Vox defienden la abolición del aborto, la indisoluble unidad de la nación española, una auténtica separación de poderes en el que los jueces no sean elegidos por los partidos políticos, la desaparición del Estado Autonómico y de sus parlamentos, la supresión de subvenciones públicas a los sindicatos y la promoción de una cultura que rechace la mediocridad, el fraude y la corrupción generalizada.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=UQKlp3vMSq0[/youtube]

Gran impacto entre los conservadores
Apenas transcurridas unas horas desde su creación, Vox ya tiene más de 5.000 seguidores en su cuenta de Twitter (@vox_es) y su página web ha tenido problemas técnicos por la gran afluencia de visitantes. Asimismo, sus promotores aseguran estar viviendo una avalancha de peticiones de afiliación.  Y todo ello sin que todavía se haya producido su presentación en sociedad y el más que esperado desembarco en sus listas de Alejo Vidal-Quadras, quien ya el pasado mes de octubre reconoció a ELPLURAL.COM que no se podía descartar “una escisión del Partido Popular”.