El prostíbulo Eros en Tudela, Navarra, dona dinero para los gastos de la celebración que realiza en su cuartel la Guardia Civil con motivo de la festividad de la Virgen del Pilar. Este jueves, el ultracatólico ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha tenido que responder, con cara de pocos amigos, a los medios que le preguntaron por una denuncia presentada por el Observatorio Contra la Corrupción.

"Inadecuado, aunque el fin sea bueno"
El ministro respondió que "es inadecuado" que un prostíbulo financie los actos de la patrona de la Guardia Civil, aunque "el fin sea bueno". Fernández Díaz ha asegurado que por ese motivo “no se van a aceptar” las donaciones.

Los guardias civiles recuerdan que "está prohibido por el reglamento"
Fuentes del sindicato Unión Guardias Civiles, consultadas por ELPLURAL.COM, aclaran que aparte del debate moral al tratarse de un prostíbulo, la gravedad del asunto va más allá: “Los donativos de cualquier tipo, sean en dinero o en especie están prohibidos por el reglamento”.

“Lo que pasa, añaden las mismas fuentes, es que “si los regalos los coge un guardia, alguien de la tropa es pecado, si los coge un jefe de la cúpula es otra cosa”.

Lo que hay detrás de los donativos
Estas fuentes reconocen que el mayor riesgo es que los donativos vengan con doble intención. “Por qué un prostíbulo hace regalos a la Guardia Civil, para conseguir algún beneficio, por ejemplo, para hacer la vista gorda en casos de irregularidades como el empleo en el local de trabajadoras sin papeles. Este caso llama a muchas interrogantes”.

“Si fuera una marca de coches la que hace los regalos y luego entran en la Guardia Civil cientos de vehículos de esa casa, ¿qué habría que pensar?”, se preguntan las mismas fuentes, que recuerdan que la Guardia Civil tiene una dotación de los Presupuestos Generales y no es legal aceptar donativos”.

El jefe en Tuleda, amigo del dueño del prostíbulo
El Observatorio Contra la Corrupción presentó una denuncia en la Secretaría de Estado de Seguridad sobre los donativos del club de alterne Eros a la Guardia Civil en Tudela, en la que explica que el dueño del prostíbulo “profesa amistad” con el capitán jefe de la Guardia Civil en Tudela, quien, incluso pudo asistir, según la investigación del Observatorio, “a una fiesta de aniversario del club de alterne, al haber sido invitado por el dueño del mismo".

El Observatorio pidió que se investigue y se exijan responsabilidades a al capitó y a cualquier otro miembro de la Guardia Civil "que pudiera estar involucrado en la presunta irregularidad".

Otros casos sospechosos
No es un caso aislado, según explican las fuentes sindicales de la Guardia Civil preguntadas por ELPLURAL.COM. “Las obras de mantenimiento de los cuarteles de Galicia han estado durante años bajo la supervisión de una empresa de un amigo del general de la zona” y durante la etapa de Aznar en el Gobierno, con Santiago López Valdivieso al frente de la Guardia Civil (1996-2004), hubo “una compra masiva de Renault. La marca tiene central en Valladolid y Valdivieso es de Valladolid, ¿una coincidencia?”, se preguntan las mismas fuentes.