La Rambla de Palma ha recuperado hoy su nombre original, "La Rambla" sin más, y deja de llamarse "de los Duques de Palma de Mallorca. EFE



Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina cenaron la noche del jueves en el restaurante de lujo Via Veneto de Barcelona, unas horas después de que el juez instructor del 'caso Nóos' iniciara el proceso de embargo al duque de Palma y su exsocio, Diego Torres, para cubrir la fianza de 8,1 millones de euros.

Los escoltas impidieron las fotos
Los escoltas de la pareja impidieron a un fotógrafo del Periódico de Cataluña que captara imágenes de la cena en uno de los restaurantes más caros de Barcelona, donde el precio del menú ronda los 125 euros. La bebida, aparte. El duque de Palma alegó en el recurso contra la fianza impuesta por el juez que ésta le condenaba a un "injusto empobrecimiento".

El juez pedirá una relación de sus bienes
Como Urdangarin y su exsocio no han pagado la fianza de 8,1 millones de euros impuesta para reparar el perjuicio por el desvío de fondos públicos a su entramado empresarial, el juez Castro tiene previsto dictar una providencia para que presenten una relación de sus bienes con los que cubrir la fianza.

El juez investigará la totalidad de los bienes
Si no responden, el juez abrirá una nueva línea de inspección para determinar las propiedades de ambos e iniciar un expediente de apremio y embargo. Además de las propiedades inmobiliarias, el listado incluirá su parque móvil, inversiones, cuentas bancarias, depósitos y todo objeto o bien de valor que pudiera servir para cubrir la fianza.

La mansión de Pedralbes, pisos y plazas de garaje
Sobre el patrimonio de los duques de Palma, en 2004, el matrimonio adquirió la mansión de Pedralbes, en Barcelona, por casi 6 millones de euros, a través de la sociedad Aizóon, cuya capitalidad comparten en un 50%. Tras la compra, realizaron una reforma por valor de dos millones. Ese mismo año, La infanta y Urdangarin compraron dos pisos, dos garajes y un trastero en Palma, que también están inscritos a nombre de Aizóon, al igual que el piso y el trastero que adquirieron en Terrassa en el 2007. Las hipotecas suscritas ascendieron a 562.845 euros.

Tres pisos más en copropiedad con Torres
Por otra parte, Urdangarin adquirió junto a su exsocio Diego Torres otros tres pisos en Palma por 618.460 euros y sin cargas hipotecarias. Fueron inscritos a favor de Nóos Consultoría, la empresa que ambos compartían, y beneficiaria de parte de los fondos públicos presuntamente desviados desde la fundación sin ánimo de lucro Instituto Nóos. Torres posee también un chalet en Sant Cugat, que comparte con su esposa, Ana María Tejeiro, también imputada en el caso.

La cuenta de 900.000 euros
El juez les bloqueo a Urdangarin y Torres una cuenta en Luxemburgo con 900.000 euros, localizada tras una comisión rogatoria, y sigue pendiente de otra comisión rogatoria enviada a Suiza. El duque de Palma y su exsocio disponen de inversiones en diversas carteras de valores.