El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro. EFE/Archivo



El Gobierno no concederá las subvenciones anuales destinadas a las actividades de la donación y trasplantes de órganos a aquellas comunidades autónomas que incumplan el déficit y el techo de gasto. La orden ha salido del Ministerio de Hacienda, que dirige Cristóbal Montoro. Este miércoles, en el Congreso, el PSOE ha preguntado a la número dos del Ejecutivo si al Gobierno “no le da vergüenza jugar con la salud de la gente”.

España es líder mundial
La orden de Hacienda, a la que ha tenido acceso la SER, endurece el acceso a las ayudas destinadas a donaciones y trasplantes, que son fundamentales porque sirven para la formación de todo el personal sanitario implicado en esos procesos. España es líder mundial en trasplantes su modelo está recomendado por la Organización Mundial de la Salud.

En los cursos de formación los médicos actualizan sus conocimientos en las técnicas de extracción e implantación de órganos, en mejorar la coordinación para que el protocolo funcione a la perfección y, además,  reciben asesoramiento psicológico para tratar con la familia de la persona fallecida y dar los argumentos adecuados sobre la necesidad de la donación.

Se expone a las comunidades a la desigualdad
El Gobierno vincula datos económicos y sanidad y a partir de ahora para acceder a las subvenciones, la comunidad autónoma requerirá de un informe preceptivo y vinculante de Hacienda que certifique que no incumple el déficit y el techo de gasto. En caso contrario, no tendrá subvención. Una decisión que expone a las regiones a la desigualdad.

Más requisitos para acceder a la subvención
Hacienda exigirá, además, que la Comunidad Autónoma acredite "con papeles" que dispone de estructura y capacidad de gestión suficientes para realizar los trasplantes y que esté al día con sus obligaciones con la Seguridad Social y con la Agencia Tributaria.

El PSOE acusa al Gobierno de jugar con la salud
La portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Soraya Rodríguez, ha preguntado hoy al Gobierno si "no le da vergüenza jugar con la salud de la gente", en relación a esta orden. La número dos del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría, la acusado de hacer “demagogia” y le ha respondido que “en política no vale todo”.

Los "devastadores" recortes en Sanidad
Durante la sesión de control al Gobierno en la Cámara Baja, Rodríguez ha reprochado a Sáenz de Santamaría los recortes que ha llevado a cabo el Ejecutivo en sanidad a cuenta del informe anual de la Defensora del Pueblo que se presentará este jueves y que, a su juicio, es "demoledor" y expone las "consecuencias devastadoras" de dichos ajustes. Además, la socialista ha criticado la orden del Ministerio de Hacienda sobre las subvenciones destinadas a las actividades de donación y trasplantes de órganos. "¿Pero quién se creen que son ustedes para jugar así con la salud de la gente?", ha preguntado, provocando nuevamente los reproches de los diputados del PP.

El informe de UGT sobre "muertes prematuras"
Soraya Rodríguez ha mencionado un informe de UGT sobre la privatización de la sanidad en la Comunidad Valenciana según el cual "2.400 muertes prematuras hubieran sido evitables si no se hubiera optado por un modelo de privatización", comentario que ha suscitado quejas entre los diputados de la bancada del PP