La prensa de la derecha se alinea este jueves frente al caso Faisán, del que se conoció ayer la sentencia, para pedir la cabeza del líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, a quien señala como la "X" de este asunto. El Mundo la califica de “sentencia infame” que debe ser recurrida. En ABC se exige al PSOE que pida “perdón” a la sociedad y a las víctimas, mientras La Razón critica que el juez haya evitado buscar a “los responsables de una toma de decisión reprobable”. La Gaceta directamente denuncia la falta de “imparcialidad” del juez.

El Mundo, al frente
El diario de Pedro J. Ramírez lidera la ofensiva contra la sentencia de este caso e incluso se permite dictar a la Fiscalía lo que tiene que hacer que no es otra cosa que recurrir este "sorprendente fallo". En el editorial califica la sentencia de “infamante para las víctimas e incomprensible para cualquier ciudadano”. Para El Mundo, “el chivatazo a ETA es una de las mayores infamias de nuestra democracia” y “la sentencia se ha puesto a su altura en el plano jurídico, porque –afirma- la Audiencia Nacional ha preferido apostar por la tradicional connivencia jueces-fiscales-Ministerio del Interior antes que hacer justicia”. Y concluye:
"La Fiscalía General del Estado no puede mirar para otro lado. Tiene que cumplir con su obligación constitucional de perseguir el delito. Si es necesario haciendo uso del carácter jerárquico de la institución".

La locura del plaz de Zapatero
El diario, además, dedica buena parte de su artillería pesada a cargar contra la sentencia: artículos de sus directores adjuntos Casimiro García Abadillo y Victoria Prego, además de otros análisis. García-Abadillo habla de un caso “sin castigo” y reprocha al juez “que no se reconozca que los policías actuaron por un mandato superior, del ministerio del Interior”, que dirigía Alfredo Pérez Rubalcaba. Por su parte, Prego pregunta ¿desde cuándo el delito se juzga a la luz atenuante de la política? Para ésta, “el caso ha tenido la virtud de poner de manifiesto la locura del plan de Zapatero, capaz de urdir un plan de ayuda semejante a quienes han matado a miles de españoles. Y hacérselo ejecutar a dos policías”.

elmundo.750

Isabel San Sebastián lo tacha de "impunidad"
ABC lamenta las “penas de sólo año y medio para los policías del chivatazo que esquivan la cárcel”. Entre sus columnistas, Isabel San Sebastián se queja de la “impunidad” y de que “colaborar con ETA no se “punible cuando se hace en aras de la ‘paz’”, lo que considera “una lección de justicia maquiavélica”.

Para San Sebastián, “la Audiencia Nacional avala la vía de la claudicación” y es “otra vuelca de tuerca más a la humillación de las víctimas”. “Si se trataba de rendirnos ¿por qué no lo hicimos hace años? Nos habríamos ahorrado océanos de dolor y rabia”, añade la columnista de ABC.

¡A por la "X" o RbCA!
Jaime González escribe que “de nuevo se ha dado de bruces con la X” y que ponerle nombre al responsable político del chivatazo “conduciría de manera inexorable a RbCA”, en referencia a Rubalcaba.

Caso Faisán, caso Gal
Ramón Pérez-Maura destaca que “esta es la segunda condena a policías por su actuación ante ETA durante gobiernos del Partido Socialista” y concluye que “lo que hicieron” Amedo y Michel Domínguez y lo que han hecho Enrique Pamiés y José María Ballesteros “tiene algo en común de forma indiscutible: para enfrentarse a ETA violaron la ley”, con el “amparo” de sus ministros y secretarios de Estado”. En este caso, de “Pérez Rubalcaba y Camacho en tiempos de Zapatero”.

La Razón exige saber quién dio la orden política
El gran titular de La Razón en portada, “La sentencia del chivatazo a ETA acredita que hubo móvil político”, conduce al editorial que censura “no ir más allá en la búsqueda de supuestos responsables de una toma de decisión tan reprochable”. Para el diario de Francisco Marhuenda, se trata de una “sentencia sin conocer la X”, por lo que “el caso se cierra sin despejar la duda sobre quién dio la orden política”.

larazon.750

Gil Lázaro y la baza electoral para el PP
La Razón, como el resto de medios recoge las declaraciones del diputado Gil Lázaro, el hombre que desde el PP, cuando estaba en la oposición, llevó a cabo una ofensiva en el Congreso contra Rubalcaba y el PSOE por el caso Faisán. Sus acusaciones, cada miércoles, durante las Sesiones de Control al Gobierno se convirtieron en una baza electoral que usó de manera vergonzosa el PP. Se saltó el pacto de Estado contra el terrorismo para atacar a los socialistas, acusándoles de claudicar ante ETA, para luego una vez en el poder recoger el relevo de la paz y mantener la misma política antiterrorista. Ese doble juego le ha costado el rompimiento con las víctimas.

Gil Lázaro acusa a Rubalcaba de mentir para protegerse
Preguntado por la sentencia, Gil Lázaro ha dicho que “la sentencia demuestra que Rubalcaba mintió sistemática y conscientemente a los españoles y al Parlamento para protegerse, tratando como así ha sido de que la responsabilidad quedara reducida al ámbito de los policías que erróneamente decidieron cumplir las órdenes”.

Falta de imparcialidad de la sentencia
En la misma tónica, La Gaceta lamenta que “el chivatazo a ETA se cierra y nadie va a la cárcel”. Es, según el diario de Intereconomía, “una Justicia a la medida”. “La sentencia no hace sino confirmar con los trazos más nítidos y firmes la imagen de escasa imparcialidad de que hacen gala algunas sentencias. Hace falta mucho cuajo para pretender que lo que ocurrió en ese lugar no constituyó un acto de colaboración con los terroristas”, afirma La Gaceta.