El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias (c), durante la rueda de prensa que ha ofrecido en el Congreso de los Diputados. EFE



Pablo Iglesias ha realizado un movimiento espectacular, inédito hasta ahora en la política española: ha propuesto un gobierno ante los medios de comunicación sin haberlo planteado antes con los interesados. El líder de Podemos reconoció que ni el PSOE ni IU sabían nada de su propuesta “para evitar filtraciones” y “por respeto institucional” al rey. Lo primero indica que buscaba anotarse un gol mediático por toda la escuadra, algo conseguido, y lo segundo no es creíble dado que es consecuencia de lo primero. Desconcierto en el PSOE y enfado en IU han sido las reacciones inmediatas, a falta de las oficiales.

“Sánchez no está en condiciones de proponer Gobierno”
Lo curioso de la comparecencia de Pablo Iglesias es que propone a Pedro Sánchez como presidente del Gobierno al mismo tiempo que le lanzó una afirmación a medio camino entre el desprecio y el desdén. “Pedro Sánchez no está en condiciones de proponer Gobierno. "La posibilidad histórica" de que Pedro Sánchez pueda ser Presidente "es una sonrisa del destino que  siempre me tendrá que agradecer”. Desde luego no es una declaración amistosa de un vicepresidente a un presidente de un futuro Gobierno.

Reparte sillones y deberes
La puesta en escena de su rueda de prensa, acompañado por su plana mayor y algunos fichajes estrella como el ex JEMAD Julio Rodríguez, ya apuntaba notición. El titular claro: estoy dispuesto a formar gobierno con el PSOE e IU con Pedro Sánchez de Presidente y yo de Vicepresidente. Hasta ahí normal, no lo es tanto que los otros protagonistas como el líder socialista y Alberto Garzón, se enteraran por la prensa al mismo tiempo que el resto de los españoles.

Salió acompañado por sus ‘ministros’ pero además dejó claro cuál sería el programa de gobierno: agenda social y reforma constitucional. Por tanto, no hay nada que negociar, a excepción de qué puesto le daría a Izquierda Unida -si es que le da alguno- y las vacantes que le dejaría al PSOE. En cuanto al mantra de que para Podemos los sillones y las sillas no son importantes, hoy han demostrado lo contrario.

Ministro de "Plurinacionalidad” y de Defensa
Para empezar, además de reservarse la Vicepresidencia (algo lógico) anunció la creación de un Ministerio de Plurinacionalidad para Xavier Domeneq, representante del grupo de Ada Colau. También estaba en la foto Julio Rodríguez, que no salió elegido diputado por Zaragoza, como futuro ministro de Defensa. No obstante, si todos los que le acompañaban en la rueda de prensa van a ser ministros, estaríamos ante el Consejo de Ministros más numeroso de la historia. Todo indica que estamos ante una encerrona al PSOE y por eso una periodista, Sonsoles Ónega (T5) le preguntó a Iglesias. "Si no ha hablado con nadie (sobre el pacto)¿ podría pensarse que viene usted a sacudirse la responsabilidad de que no se alcance un gobierno de izquierdas?". la respuesta, obviamente, fue que no.

Todo indica que Podemos ha comenzado la campaña electoral. Y lo ha hecho a lo grande.