Hacienda descarta por el momento que la filtración de los datos fiscales de Esperanza Aguirre haya partido de la Agencia Tributaria, aunque añade que esperará al final de la investigación abierta para confirmarlo. Desde el Ministerio se ha expresado malestar con la candidata del PP a la Alcaldía de Madrid por haber responsabilizado a trabajadores de Hacienda.

Aguirre acusó también a Carmona
Hacienda no ha encontrado ningún indicio que corrobore la acusación de Aguirre, que este viernes la extendió, además, sobre el candidato socialista, Antonio Miguel Carmona. El portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, cogió el relevo y apuntó a miembros de la candidatura de Carmona que, según dijo, son trabajadores de la Agencia Tributaria.

Carmona calificó de "vergüenza" la acusación de Aguirre
En declaraciones a ELPLURAL.COM, el candidato socialista consideraba "una vergüenza" que Aguirre le acusara cuando él es "el único que ha presentado su declaración de la renta, ningún otro lo ha hecho, a pesar de que se lo he pedido a todos". Sobre la acusación de Hernando se limitó a subrayar que es "absurda".

Ningún indicio
Según publica hoy El País, que cita a fuentes del Ministerio de Hacienda, no se ha encontrado aún ningún indicio que apunte a que la filtración de los datos fiscales de Esperanza Aguirre ha partido de la Agencia, sin embargo, han remitido a la investigación aún abierta.

Malestar en la Agencia con Aguirre
Las mismas fuentes señalaron el malestar con Esperanza Aguirre por haber acusado a funcionarios de la Agencia Tributaria y destacaron que Hacienda dispone de mecanismos eficaces para comprobar quién ha entrado en las bases de datos a revisar declaraciones de la renta concretas, y no se deduce, por el momento, que haya indicios de que algún funcionario haya extraído datos de la candidata popular.

De acuerdo con su explicación, una unidad de asuntos internos de Hacienda se dedica a controlar que no salga la información y de determinar si algún trabajador vulnera el secreto.